Análisis | El rival: Granada CF

El Granada está sumido en una crisis a todos los niveles que le impide levantar cabeza

0
298
El Granada no termina de levantar cabeza a pesar de sus constantes cambios en el banquillo | Foto: La Liga

El Sevilla FC recibe en el Ramón Sánchez Pizjuán a uno de los equipos sentenciados de nuestra Liga. El Granada CF está lejos de proyectar una imagen de equipo serio y consciente de lo que tiene en juego. La crisis institucional se refleja en una plantilla que no parece tener clara una idea de juego. Lucas Alcaraz fue recientemente destituido por un Tony Adams que no ha tenido buen debut. La derrota contundente contra un Celta plagado de suplentes reduce a escasas las esperanzas de permanencia en las próximas sietes jornadas restantes.

Las bajas de Wakaso e Inganson restan frescura a un equipo que la necesita. Es cierto que vuelve Isaac Cuenca, pero su irregularidad marca la temporada de un equipo blanquirrojo titubeante. Decimonovenos con 20 puntos, de los cuales cuatro lejos del Nuevo Los Cármenes; 27 goles a favor, el segundo menos goleador, y 68 goles en contra, el segundo mas goleado. Los números dicen mucho de un año muy negro para el conjunto nazarí y que debe comenzar a activar desde ya con una planificación que incluya el más que posible descenso esta temporada. Tiene la salvación a 7 puntos, pero son las pésimas sensaciones que rezuman los de Tony Adams las que no permiten ser muy optimista.

El técnico de Romford ex central Gunner ha llegado para aplicar ese carácter aguerrido a un equipo que lo necesita. No se vieron señas de esa identidad en su debut, pero sin duda es algo que deberá demostrar en choques venideros para, al menos, pelear hasta el final sus opciones de permanencia. Bajo el 4-3-3 el nuevo técnico parece apostar por un once sin españoles con Ochoa en la portería, Vezo y Silva en los laterales, Krihn en el centro del campo como capitán y arriba, en la vertiente más ofensiva, Kravets, Ponce y Pereira. Lo cierto es que no transmitió buenas sensaciones colectivas un equipo que denotó pasividad y falta de arraigo en la identidad de un equipo que se debe caracterizar por no arrojar la toalla.

El Sevilla debe contar sus partidos con victorias, no le queda otra si quiere pelear por una tercera plaza que tuvo en el bolsillo, pero que no ha conseguido mantener. Tiene dos partidos en casa que le puede permitir meter presión a un Atleti que pondrá todos sus sentidos en las semifinales de Champions. El Granada es el primer escollo de un camino que aún no ha terminado y que determinará la puntuación final del año de Sampaoli.

Claves

Posible once de Tony Adams
  • Un fuerte inicio sevillista puede ser determinante. Las dudas generales del Granada pueden florecer si se poner rápido en el marcador el conjunto de Sampaoli. No es partido para titubeos y falta de intensidad.
  • El Granada es débil en ambas áreas, pero cuenta con jugadores rápidos y sorpresivos qie hacen daño en defensas poco concentradas.
  • No estará Vitolo, pero el Sevilla necesitará buscar un jugador que permita arrastrar marcas y saltar líneas de presión ante un equipo que recula en demasía. Importante Correa, que está siendo lo más destacado del último mes.