Síguenos en

Entrevistas

Entrevista | Carlos Bacca, un luchador innato

Carlos Bacca

Humildad, fe, esperanza y lucha son palabras que definen a Carlos Arturo Bacca que, a pesar de vivir en la estrechez, consiguió su sueño: ser futbolista profesional. Una historia que no dejará indiferente a nadie. La historia de un guerrillero, la de un luchador.

Pregunta: Cuando era joven, tuvo que apartarse del fútbol para trabajar y conseguir dinero para su familia. ¿Qué supuso para usted tener que aparcar su sueño?

Respuesta: Desde niño siempre soñaba con ser futbolista pero las puertas no se estaban abriendo, el camino no se estaba viendo y había que trabajar porque venimos de una familia muy humilde y había que ayudar a mis padres. Y bueno, se dio la oportunidad de trabajar y de jugar al fútbol también en canchas abiertas pero no se veía la puerta de llegar al profesionalismo y conseguir un sueño. Yo creo que todo estuvo en la mentalidad de siempre conseguir el sueño y de trabajar muy fuerte, de tener mucha fe y de seguir adelante.

P: ¿Nunca pensó en rendirse? ¿En dedicarse a algo que no fuera fútbol? 

R: Por momentos siempre lo pensaba porque no se veían las puertas, tenía ya 21 años y se te tornaba difícil empezar cuando ya había jugadores que llevaban recorrido. Pero bueno, ahora aprendiendo de la vida y gracias a Dios que me ha enseñado que los momentos llegan cuando tú estás preparado y yo estoy preparado para que llegue el momento. Y yo creo que eso me pasó a mí, de pronto no llegué tarde, llegué cuando estaba maduro y bueno, gracias a Dios, poco a poco vamos aprovechando las oportunidades y sabemos que pueden ser más.

P: ¿Siente que su familia le apoya? 

R: Siempre. Mis padres han sido piezas fundamentales desde niño y siempre me llevaban a los partidos, siempre lo que me compraban de juguetes eran balones, ropa deportiva o guantes de fútbol. Muy poco me compraban un carro u otra cosa, creo que nunca tuve, y siempre era un balón y era lo que me gustaba. Mis padres siempre me han apoyado y tengo esa oportunidad de que a todo momento me están siguiendo. Y ahora mi esposa, mi familia, mis amigos y mis hijos, que son una alegría para mí y siempre son mi apoyo fundamental y por ellos trabajo.

Carlos Bacca

Carlos Bacca en la Ciudad Deportiva | Foto: Antonio Pozo

P: ¿Le gustaría que su hijo fuera futbolista como usted?

R: Es mi sueño que mi hijo sea futbolista. Pero bueno, trataremos de darle los mejores valores para que él crezca y que él tome la decisión. Hay que decirle la verdad, que no es fácil ser futbolista porque hay que tener mucha disciplina, mucha entrega, mucha dedicación y te toca apartarte de muchas cosas. Cuando un fin de semana muchos están haciendo algunas cosas, estar con los amigos, cenando o en fiestas, tú tienes que estar en un hotel concentrado para al otro día jugar un partido. Creo que son muchas cosas que hay que tener en cuenta. No es fácil, pero si él quisiera, para mi esposa, mi familia y para mí sería una alegría muy inmensa que él siguiera mis pasos, pero lo importante es darle los valores y que él tome la decisión.

P: ¿Qué tiene de especial el número 70?

R: El número 70 empezó porque en Junior comencé con el número 7, pero volvió un jugador, Víctor Danilo Pacheco, que es historia en el Junior y que siempre había llevado ese número. Cuando llegó se lo di por respeto y por todo y el utilero me dijo en ese momento que si yo quería llevar el 7 me colocaba un 0 al lado y no iba a haber ningún problema. Gracias a Dios con el número 70 las cosas salieron bien y por ahí nos estamos identificando con ese número. En Brujas lo hice y cuando llegué a Sevilla lo pedí pero no se pudo porque nada más que se puede hasta el 25. Si se pudiera, creo que utilizaría el 70.

P: ¿Qué es lo más importante para usted en la vida?

R: Primero de todo, Dios. Dios por delante, después mi familia, mis hijos y lo más importante es la fe y seguir creyendo.

P: ¿Y por qué Dios es tan importante para usted? 

R: Porque para mí Dios existe y es el creador del Cielo y de la Tierra. Me ha dado la oportunidad, el don y el talento que tengo de jugar al fútbol, me ha dado a mi familia y seguir creyendo en él es algo muy lindo.

P: ¿Se arrepiente de algo? ¿De alguna decisión que haya tomado? 

R: No, yo creo que arrepentirme no. Si llegara el momento de hacer las cosas que hice, yo creo que no las volvería a hacer. Pero arrepentirme no porque en el momento quería y se hicieron. Hay que aprender de esos errores que se cometieron y seguir adelante.

El colombiano, de 27 años, se ha convertido en uno de los mejores ejemplos de lucha y fe. Menor de tres hermanos y proveniente de una familia muy humilde, estuvo a punto de renunciar a su sueño de ser futbolista profesional por tener que trabajar para llevar dinero a casa. Gracias a que nunca se rindió del todo, la buena estrella llamó a su puerta y Carlos Bacca pudo ver su sueño cumplido. Aún hoy, da gracias constantemente a Dios por su día a día, por haberle dado la oportunidad, ese don y ese talento de jugar al fútbol y por haberle dado a su familia.

Mañana, la segunda y última parte de la entrevista en Nervioneo.com

Isabel María Alfaya

Periodismo en la US. Máster en Comunicación y Periodismo Deportivo en la UEM. Técnico Superior en Comunicación y Periodismo Deportivo. El periodismo no se explica, se siente.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 13

Villarreal CF

Sevilla FC

Estadio de la Cerámica

26/11/2017 · 18:30h

beIN Sports LaLiga

Último partido

UEFA Champions League - Jornada 5

Sevilla FC
3 - 3
Liverpool FC

Nervioneo en la Radio

Más en Entrevistas