Ayer nos visitaba el colegiado valenciano Antonio Miguel Mateu Lahoz, colegiado controvertido por su polémico estilo de arbitraje y su facilidad estas últimas temporadas por la multitud de tarjetas amarillas mostradas, además de la supuesta agresión de Medel sobre Cesc hace 3 temporadas que permitió al Barcelona remontar un partido que perdía por 2-0.

Está claro que su estilo de arbitraje gusta para partidos donde equipos como los de ayer, les gusta jugar. Pero en la segunda parte, a pesar de que hizo un arbitraje correcto, se adornó con un protagonismo excesivo en determinadas acciones. Todas las tarjetas mostradas fueron correctamente y únicamente tuvo una jugada polémica:

[vine id=»OZzb2uMb2F1″]

Minuto 54: Carlos Bacca llega con ventaja al cruce con Zubikarai que sale y toca muy levemente al cafetero por la espalda, aunque no es suficiente para convertirlo en pena máxima. No era penalti, pero tampoco para amarilla. Excesivo pero acierta en la decisión arbitral.

[veredicto valor=»acierto» saltos=»0″]

Un arbitraje acertado para un partido difícil en el que un fallo de personalidad en diferentes momentos del partido, alteró al público durante la segunda parte con una provocación y poca sensibilidad ante los jugadores sevillista ya que condenó en demasía las leves protestas de Diogo y Beto.

La nota para Mateu Lahoz es de un 7.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL PARTIDO

Crónica – Rueda de Prensa – Valoraciones – Curiosidades – Fotogalería – Análisis Arbitral – Descarga del Partido