A pocos minutos de que finalice el mercado estival en España, el Sevilla FC ha logrado encontrar una salida a otro de los futbolistas que no contaban para Unai Emery. Se trata del delantero Babá Diawara, que jugará la próxima campaña en el Getafe CF en calidad de cedido y con opción de compra. Monchi ya anunció en la presentación de Kolodziejczak que su marcha estaba cerca.

Con todo, sólo quedan Trochowski y Cicinho como descartes que, a día de hoy, siguen instalados en el club hispalense. Del brasileño, el subdirector general deportivo afirmó que hay mercados que seguirán abiertos, por tanto habrá que tener paciencia.