El arbitraje del turco Huseyin Gocek no habrá sentado nada bien desde luego en el seno sevillista. Ante un partido europeo que suele tener pocas complicaciones a la hora de jugadas comprometidas debido al respeto mostrado casi siempre por los clubes no tuvo un especial trato equitativo sancionando al Sevilla con más amonestaciones que al conjunto belga, mucho más duro.

Sin ninguna jugada decisiva, la única en la que debió haber expulsado al joven Trebel por una durísima entrada por detrás a Fernando Navarro en la que pudo hacer daño al lateral sevillista. Por lo demás, arbitraje europeo bastante normal.

El colegiado otomano solo tenía un precedente arbitrando a un equipo español y fue en un Stade Rennes 1-1 Atlético de Madrid amén del Real Madrid 4-0 Lyon en la que estuvo de 4ºárbitro del conocido Cuneyt Cakir. Árbitro FIFA desde 2008 aunque está en la categoría 2 de UEFA para partidos por debajo del umbral de Champions League y partidos importantes.

La nota para el colegiado turco es de un 5.