Ayer nos visitaba nuevamente el catalán Estrada Fernández, recordado por el 4-0 del derbi del año pasado ante el eterno rival y que hace poco fue nombrado árbitro FIFA.

Con un arbitraje bastante desacertado por la permisividad a la hora de cortar las innumerables pérdidas de tiempo del conjunto armero y la falta de riesgo en ciertas jugadas del partido como la del gol anulado, donde no se tiene la misma valentía en un campo u otro.

Minuto 66: M’Bia remata un córner lanzado por Reyes y Bacca, en fuera de juego posicional, molesta la visión del portero eibarrés dificultando su parada. En principio dio gol, pero lo anuló a instancias del asistente.

Minuto 90: Reyes se interna en el área con el balón y tras venir trastabillando cae en el área, aunque no pasó nada más que eso. No fue penalti.

En definitiva, un arbitraje raro y bastante espeso en un partido que debió de controlar más las pérdidas de tiempo de un equipo que no vino a jugar. La nota final del colegiado es de un 5’5.