Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Rayo Vallecano 0 – 1 Sevilla FC

Unai Emery afrontaba este partido como si de una final se tratase, puesto que podía significar la afianzación en la cuarta plaza que da pasaporte para la UEFA Champions League tan ansiada en Nervión. Para poder llevarse el partido impuso un equipo físico de cara al juego que plantea Paco Jémez y más en Vallecas, el vasco puso en liza un 4-2-3-1 con los mismos jugadores que la anterior jornada con el cambio de Deulofeu por José Antonio Reyes, el cual llevaba haciendo méritos unos cuantos partidos y al cual tuvieron muy encimado los defensas franjirrojos visto el peligro que había llevado al área rival en los últimos encuentros.

En el ámbito defensivo, lo más preocupante volvieron a ser los laterales, puesto que ninguno de los dos muestra cierta mejoría sino que, en el caso de Diogo, se observa que ha experimentado un retroceso que avivó a los locales. Ni Coke ni el portugués estuvieron finos, no tomaron buenas decisiones, destapaban el perfil que no debían a los atacantes y no se anticipaban cuando debían. En cuanto a la pareja de centrales, se vio como tuvieron un partido relativamente plácido hasta que Manucho entró en el campo, abriendo espacios a la espalda de la defensa, ganando balones de espaldas a portería y además amenazando al equipo en cualquier centro y/o jugada a balón parado hasta el punto que tuvo una ocasión en el minuto 85 que bien pudo cambiar el resultado final.

Por delante de la defensa nos encontramos al pivote defensivo, que si estuvieron finos en las tareas de robo y ayudas de transición con Mbia y Krychowiak, aunque este último vio limitadas sus tareas con una amarilla en el minuto 30 y no pudo campar a sus anchas como suele hacerlo. Esta zona solo se vio desbordada ante la avalancha suicida de Paco Jémez cuando pasó a jugar con un 3-2-5 puesto que en la zona de interiores se creaba un overbooking de atacantes hasta el punto de crear confusión en el tema de las marcas individuales. Por delante de estos dos estuvo Banega, que no ando fino por el escaso espacio del que disfrutaba (por las dimensiones del terreno de juego y por la presión interior vallecana) aunque siempre intentó ayudar a los centrocampistas defensivos, sin éxito, eso si.

En ataque, Emery a sabiendas de la nulidad táctica que se creaba en los madrileños cuando no sacan la pelota jugada desde atrás, impuso unas líneas de presión muy adelantadas (en el área contraria) para evitar la salida cristalina y limpia de balón y propiciar pelotazos que acabaran en posesiones en clave sevillista. El plan duró lo que les duró el físico a Banega, Bacca, Vitolo y Reyes, 20 minutos. 20 minutos excelentes en lo táctico con bastante inteligencia en la distribución, pero poco a poco esa inteligencia fue derivando en imprecisiones preocupantes que dejaban siempre en superioridad numérica a los de Vallecas en zonas adelantadas.

Tres puntos muy valiosos a pesar de no mostrar un juego vistoso que soló dejó buenas sensaciones en los primeros minutos. En clave resultadista, muy buen partido puesto que se ganó y se dejó la portería a cero.

Evolución de la alineación sevillista

Evolución de la alineación sevillista

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

UEFA Champions League - Jornada 5

Sevilla FC

Liverpool FC

Ramón Sánchez-Pizjuán

21/11/2017 · 20:45h

beIN Sports

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 12

Sevilla FC
2 - 1
Celta de Vigo

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis