Jesús Gil Manzano fue el colegiado encargado de dirigir la ida de los Cuartos de Final de la Copa del Rey disputado en el Power 8 Stadium de Cornellá entre el Espanyol y el Sevilla. El extremeño, considerado con hechos como uno de los mejores de España tuvo un partido complicado debido a que hubo jugadas de área y una posible expulsión a un jugador local.

En un partido más intenso por parte de los locales, les enseñó 7 amarillas, aunque es cierto que el local Arbilla debió ser expulsado ya que en una jugada de contragolpe sevillista derribó a Denis Suárez, no pudiendo continuar este con la jugada, tipificado claramente con una amarilla, tarjeta que si vería después por un agarrón sobre el gallego. También se discute una posible falta a Iborra en el penalti que dio origen al 2-0 pero al ser una jugada de salto entre dos jugadores, no se percibe claramente el codazo que reclamaba el valenciano. La única jugada de área que tuvo, fue clara y así la señaló:

Minuto 73: Arribas corta con la mano un pase hacía dentro del área y con buen criterio, lo señaló y además no lo amonestó -podría haber sido la 2ª amarilla- como marca el reglamento respecto a las manos.

1421966606_475291_1421966740_doscolumnas_normal

 

Por lo demás, tuvo un arbitraje correcto y dejó con buen criterio varias ventajas a ambos equipos. La nota final para el árbitro es de un 7.