Javier Estrada Fernández era el encargado de dirigir ayer el encuentro que teníamos que disputar en el madrileño barrio de Getafe. El colegiado internacional realizó un arbitraje correcto, preventivo y presencial en el que solo fue requerido en la acción del penalti y el resto del encuentro pasó totalmente inadvertido por ambos equipos, una de las prioridades de los árbitros en sus encuentros.

Sólo tuvo una jugada polémica y la resolvió con bastante sencillez amonestando únicamente a 3 jugadores, 2 por parte sevillista y una por parte azulona. En el penalti no mostró amarilla ya que era una jugada bastante poblada en el área y no hubo un derribo temerario.

Minuto 28: Álvaro Vazquez encara a Diogo y este sin controlar bien sus fuerzas, cae en el error y derriba al delantero azulón con la cadera y el muslo. Penalti y sin amonestación.

Momento en el que Diogo derriba a Álvaro Vazquez | Foto: La Liga
Momento en el que Diogo derriba a Álvaro Vazquez | Foto: La Liga

En definitiva, un buen árbitro que está encontrando fruto a sus buenos arbitrajes en el campeonato nacional y que ya es internacional. La nota final para el colegiado catalán es de un 8,5.