Malísimas noticias las que llegan desde el parte médico del club: el portero titular, Beto, estará de dos a tres meses de baja tras el choque el pasado miércoles con Benzema disputando un balón. Hechas las pruebas médicas correspondientes, el parte médico diagnostica  una luxación grado III en el hombro izquierdo, de la que probablemente tendrá que ser intervenido quirúrgicamente. Si es así, necesitará de unas diez semanas de rehabilitación.

Por tanto, Unai Emery no podrá contar con el portero portugués durante un gran periodo de tiempo. Así, Sergio Rico parece que tiene de cara la regularidad en la portería sevillista, a expensas de lo que ocurra con Barbosa, sentenciado desde el comienzo de temporada por su bajo nivel, o el posible ascenso de David Soria, recientemente renovado, al primer equipo.

Al día siguiente del choque, el portero se mostró cauto y explicó cómo sucedió todo, excluyendo al francés de mala intención: “Recuerdo cada detalle de la jugada, sentí mucho dolor. Fue una acción innecesaria. Creo que se podía evitar. Ha sido con un jugador al que no le veo maldad. Además, él me ha mandado un mensaje de ánimo recalcándome que no fue su intención y se lo agradezco, pero se podía evitar”.

Hoy, tras las pruebas realizadas, el médico del club Juan José Jiménez ha explicado en SFC Radio cómo procederá la rehabilitación de Beto:  «Es importante que focalicemos ahora todo el esfuerzo en mejorar y no detenerse nunca. Estoy seguro de que Beto, con su carácter, sacará todo lo que tiene dentro para acortar los plazos lo máximo posible. Lo habitual es que haya intervención y es lo que estamos estudiando, si hacerlo o no y ver el momento óptimo para hacerlo». Además, hizo balance de cómo se ha ido actuando desde el choque en el Santiago Bernabéu: «Teníamos dos focos que atender, uno el traumatismo craneoencefálico y, otro, la lesión en el hombro, un hombro que apenas se le podía movilizar. Se le hizo con urgencia un tac en la cabeza, se descartaron daños, y ya se le hizo radiografías en el hombro, que mostraron que había luxación, pero moderada. Ahora que se le han hecho pruebas más específicas, se ha visto que revestía mayor gravedad. Habrá más tiempo de baja de lo que se podía esperar en un principio, pero la zona quedará bien».

Por último, el director deportivo Ramón Rodríguez, ‘Monchi’, atendió igualmente a los micrófonos de SFC Radio lamentando la baja:  “ha sido un palo, primero para el jugador, porque una lesión en un hombro para un portero es complicada, y también para el equipo. Pero el fútbol tiene estas cosas y hay que afrontarlo con tranquilidad, darle el máximo apoyo e intentar que su recuperación sea lo más corta posible”. Con respecto al futuro de la portería sevillista, el de San Fernando confía en los que están: “reforzar al máximo la confianza que ya existe en los porteros que ya tenemos en la plantilla, además de la aportación que pueda dar Soria. Confiamos en ellos al máximo. La pérdida de Beto es importante, pero tenemos garantía suficiente bajo palos. Sergio ya lo ha demostrado en las actuaciones que ha tenido y confiamos que Mariano recupere ese nivel que le pide el Sevilla FC. No hay mucho más margen de maniobra. Creemos en ellos”.