DERROTA CON SABOR A MÁS

Un magnífico Sevilla, que mereció un mayor botín en la noche de hoy en el Bernabéu, cayó derrotado por la mínima y se valió de los pocos errores sevillistas para conseguir sus dos goles. El Sevilla falló infinidad de ocasiones claras y acabó pagándolo ante un Madrid que terminó pidiendo la hora en uno de los mejores partidos del Sevilla en lo que va de temporada.

El choque comenzó con la que iba a ser la tónica del partido, un buen pase de Iborra llegó a Vitolo y en el mano a mano fue incapaz de batir a un Casillas que no esperaba la que se le venía encima. El Sevilla sorprendió a propios y extraños con una presión asfixiante en campo madridista que obligaba a los merengues una y otra vez salir a base de pelotazos, con un Kroos desaparecido gracias a la labor del ‘trivote’ que puso en liza Emery. Pero cuando mejor estaban jugando los nervionenses, y en un fallo de marca garrafal de los nuestros, un centro de Marcelo fue rematado casi en boca de gol por un James libre de marca, y con la sensación de que Beto pudo hacer algo más en su estirada. No iban a bajar los brazos los sevillistas que iban a gozar de nuevo de dos ocasiones clarísimas para poner la igualada en el luminoso. La primera en las botas de Vicente Iborra, que sorteó bien a Iker pero que casi sin ángulo lanzó su disparo al palo, y acto seguido, en el córner posterior, una mala salida del capitán madridista casi le cuesta un susto, pero el testarazo de Krychowiak se estrelló en el lateral de la red. En el minuto 30 del encuentro, el sevillista Beto fue arrollado por Benzema, que a pesar de mandar al cancerbero portugués directamente al hospital no vio ni tarjeta amarilla, y tuvo que ser sustituido, como ya ocurrió el domingo pasado, por el canterano Sergio Rico. Poco después, un error garrafal de Bacca -muy mal en el día de hoy el colombiano- permitió una contra fulminante del Madrid que acabó en el segundo gol merengue, obra de Jesé. Antes del descanso, hubo dos jugadas destacadas más, una en cada área, en el área sevillista el canterano Rico salvó a una mano una gran ocasión del Madrid, mientras que en el área contraria los sevillistas reclamaron un penalti de Arbeloa sobre Bacca, en el que el madrileño propinó un codazo al colombiano que el árbitro no vio, o mejor dicho, no quiso ver.

Krychowiak, que consiguió llegar al choque, se lamenta tras una ocasión desperdiciada. | Foto: As.com
Krychowiak, que consiguió llegar al choque, se lamenta tras una ocasión desperdiciada. | Foto: As.com

En la segunda mitad, la presión sevillista se vino algo abajo como era de esperar, aunque aún así, salvo en un tramo de la segunda parte donde se vio superado por el empuje madridista, dominó e hizo más que los locales para llevarse algún premio de su visita al líder. Iborra, de los más activos en el día de hoy por parte nervionense, tuvo un claro remate que no consiguió dirigir hacia portería y en la jugada posterior, una gran contra merengue fue desperdiciada por un Gareth Bale negado de cara al gol que no creyó conveniente cederla a los dos compañeros que le acompañaban en el mano a mano con Sergio Rico. El achuchón local prosiguió y tanto Jesé con un disparo a la madera, como Isco, al que un gran Rico le sacó la pelota cuando todo el estadio se disponía a cantar el tercer gol. También Bale o Kroos probaron suerte de libre directo, y apunto estuvieron de poner la sentencia en el marcador. Pero el Sevilla se vino arriba con la salida al terreno de juego de Aspas, y tanto Iborra como Carriço, desperdiciaron claras ocasiones de gol. La jugada polémica de la segunda mitad fue un penalti no señalado a favor de los nuestros, Vitolo recortó dentro del área y fue derribado por Álvaro Arbeloa, aunque el árbitro decidió amonestar al canario y señalar falta por simular penalti. El Sevilla lo intentaba por todos los medios y en el 34′ de la segunda mitad el gallego Iago Aspas conseguía el premio del gol tras un jugadón de Vitolo que se fue de cuantos le salieron al paso y dejó el balón en boca de gol al gallego. De ahí al final el Sevilla lo intentó pero fue un querer y no poder, y además, el colegiado añadió tan solo 2 minutos, lo que fue insuficiente para un Sevilla que mereció mucho más.

De este modo, el Sevilla FC sigue en la 4ª posición liguera con un punto de ventaja ante el Valencia CF, que se dejó los 3 puntos en su visita a la Rosaleda el pasado lunes, y aunque hizo méritos para ello, no pudo ampliar la distancia ante los chés y ya solo queda pensar en el partido del próximo domingo ante el Getafe, donde los sevillistas tendrán numerosas bajas.

DATOS TÉCNICOS

Alineaciones:

  • Real Madrid: Casillas; Arbeloa, Ramos, Varane, Marcelo; Kroos, Isco, Khedira, James; Bale, Benzema.
  • Sevilla FC: Beto; Diogo, Carriço, Kolo, Navarro; Mbia, Krychowiak, Iborra; Deulofeu, Vitolo, Bacca.

Cambios:

  • Real Madrid: Nacho (Ramos, min.7), Jesé (James, min.26), Illarramendi (Isco, min.90).
  • Sevilla FC: Sergio Rico (Beto, min.31), Aleix Vidal (Deulofeu, min. 55), Aspas (Bacca, min.70).

Goles: 1-0 (James, min.12), 2-0 (Jesé, min.36), 2-1 (Aspas, min.83).

Árbitro: Iglesias Villanueva, del colegio gallego, amonestó por parte local a Varane, Marcelo e Isco; y por parte visitante amonestó a Diogo, Navarro, Mbia, Carriço, Vitolo y Aleix Vidal.

Estadio: Santiago Bernabéu.