4-3 y bochornoso partido el disputado hoy en Anoeta ante una mediocre Real Sociedad. Un vergonzoso Arribas ha regalado un gol tras otro y mermado la moral de un Sevilla FC que consiguió remontar. El técnico Unai Emery, señalado como principal culpable por mantener a Arribas en el campo, intentaba aclarar lo ocurrido: «Es difícil explicar lo que ha pasado en el juego y en el marcador. La mentalidad de inicio ha sido buena. Con la idea de salir fuertes. Lo hemos hecho, aunque sin acierto. Nos ha faltado cierta madurez global, con derrotas de estas se aprende para el futuro. Al equipo le ha faltado jerarquía global para sentenciar. El equipo ha hecho un partido para ganarlo y lo hemos perdido por no sentenciar«.

Emery hablaba de sus pupilos: «El equipo ha tenido una actitud tremenda, lo ha intentado desde el principio. Luego hay circunstancias del juego en las que tenemos que crecer». Sobre el tema arbitral, decía lo siguiente: «Alguna vez puedo tener una opinión sobre los árbitros. Posiblemente se ha equivocado en alguna acción, pero no creo que haya tenido incidencia en el resultado». Por otra parte, el entrenador sevillista se mostraba algo preocupado de cara al partido del jueves: «Los objetivos se hacen por el camino. El objetivo era ganar hoy para hacer y darle credibilidad a nuestro camino. Nos falta aún bloques sólidos para ello. Tenemos una prueba importante el jueves y trabajaremos para superarla».

Finalmente, el míster recordaba que el equipo sigue buscando esa línea ascendente que él pretende lograr: «En algunos momentos necesitamos bloque de madurez. Hay jugadores que lo dan. Es una ocupación más que una preocupación. Que el equipo esté en esa línea madura. Hay gente que se tiene que acostumbrar a eso. Esto no es un trabajo que se logre de una semana a otra, o de un año a otro. Precisa tiempo«.  Con esto, concluía la rueda de prensa de un Emery que acumula enemigos cada semana. La preocupante imagen del Sevilla FC en la mañana de hoy tiene a la afición en estado de alerta a las puertas de los dieciseisavos de Europa League frente al rocoso Borussia.