Javier Estrada Fernández era el encargado de dirigir el encuentro de ayer en Nervión con la mala suerte que este año aún no había ganado en los 3 partidos que había dirigido al Sevilla con 2 derrotas (Athletic y Getafe) y 1 empate (Eibar). Ayer apenas tuvo trabajo amén del penalti sobre Reyes, bastante claro y que apenas tuvo discusión. El catalán, es árbitro UEFA desde 2013 y se le ve con bastante futuro en el mundo arbitral nacional e internacional. Mostró 5 amarillas, 2 por parte sevillista y 3 por parte ilicitana.

Minuto 16: Reyes se escora en la banda y se zafa de Damián Suárez, entra en el área y es agarrado por Coro que lo derriba. Penalti y amonestación para el delantero ilicitano.

sev

 

En definitiva, un buen arbitraje que controló en todo momento y que cada día gusta más a las altas esferas del arbitraje nacional. La nota final es de 8,5.