Síguenos en

Análisis

Análisis Táctico | Deportivo de la Coruña 3 – 4 Sevilla FC

Probablemente, la imagen general que presta el Sevilla FC en el panorama nacional e internacional es la de un equipo muy físico y bien estructurado, como si hicera falta un diamante para poder hacerle un pequeño rasguño. Realmente, el equipo hispalense, fuera de su feudo, muestra un sistema defensivo dubitativo que hace cosas dignas de alevines a veces.

En La Coruña, como es lógico, volvió a ocurrir como en el último encuentro de UEFA Europa League contra el Mönchengladbach. Las virtudes visitantes se primaron por encima de los defectos, mostrando alta facilidad para contragolpear, y una vez pasado al juego estático, Vitolo se convirtiera en un llegador temible para los defensas rivales.

La vuelta al once del argentino Nico Pareja, hacía pensar al aficionado sevillista que se remediaría, con su inclusión, la temeridad “emerysta” que se muestra fuera de casa al jugar con la línea defensiva muy alejada de los aledaños de la meta de Sergio Rico. Respecto al último envite en casa ante el Atlético de Madrid, la zaga roja jugó 20 metroa más hacia atrás, aun jugando contra un equipo de supuesta menor entidad táctica que los colchoneros como es el Deportivo. Quizás ese acentuado repliegue tiene algo que ver con la inexperiencia de Sergio Rico a la hora de no ser un mandamás de la defensa y de mostrar ciertos nervios en más de un lance. El ámbito defensivo rojiblanco se ve, de alguna forma, transladado a datos con 15 remates a portería, de los cuales siete fueron desde fuera del área.

Kolo intenta anticiparse a su rival | Foto: AS

Kolo intenta anticiparse a su rival | Foto: AS

Diogo volvió a mostrar falta de rigor en su empeño defensivo, con, por ejemplo, cesiones cortas que pudieron acabar peor o con una curiosa autocomplicación para encimar a los rivales. Esta debilidad de los costados hizo que el conjunto deportivista, mediante la hiperpoblación del medio con Cavaleiro, Isaac Cuenca y Lucas Pérez, empezara sus ataques de dentro a fuera para que sus laterales le encontraran la espaldas a Navarro y a Figueiras, llegando así a encontrar a un Oriol Riera que tuvo el don de adelantarse en numerosas ocasiones a los centrales sevillanos.

Los pupilos de Emery evidenciaron en una ocasión más que tienen asimilados y automatizados movimientos en clave ofensiva que hacen daño real tanto en estático como a la contra.

Banega, que volvió a jugar de delicia, lanzaba, los laterales subían excelsamente, para que los omnipresentes

Krychowiak roba el balón a un jugador deportivista | Foto: AS

Krychowiak roba el balón a un jugador deportivista | Foto: AS

Aleix Vidal y Vitolo se metieran en el área y crearan peligro. Esta jugada se repitió una y otra vez, y más viendo que una tenía menos peligro que la siguiente.

Al Sevilla le faltó muchísima definición de cara al arco rival, impericia que hizo que los nervionenses no se llevaran para casa una goleada de otro mundo.

El equipo visitante mostró que supo marcar los tempos del encuentro en un 90% de este. Los desmarques, las aperturas, las triangulaciones y transiciones al área fueron las que pedían las jugadas. Solo queda mejorar el marco defensivo del equipo fuera del Pizjuán para que así se terminen de concretar los partidos antes y se afronten los minutos finales con mayor tranquilidad.

Pizarra sevillista

Pizarra sevillista

 

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC
2 - 0
Girona FC

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 17

CD Leganés

Sevilla FC

Municipal de Butarque

23/12/2018 · 16:15h

beIN Sports LaLiga

Más en Análisis