El domingo el Sevilla FC recibe al Elche CF tras el fantástico resultado en el enfrentamiento de ida de la Europa League. A priori, el equipo hispalense resulta favorito ante un Elche de Escribá que está demostrando tomarse en serio la permanencia en la categoría. Decimoquintos con 27 puntos, los ilicitanos buscan sumar puntos que le permitan alejarse una semana más de los puestos de descenso.

Escribá está haciendo una gran labor al frente del equipo valenciano. A base de trabajo y mucho esfuerzo ha conseguido estructurar un grupo que cada vez está más comprometido con el objetivo principal del club, la permanencia. A estas alturas, el Elche suma cinco puntos más que en la primera vuelta con el mismo número de partidos disputados y encara esta recta final de la temporada con una gran confianza en su sistema de juego.

Un sistema ilicitano que se basa en el 4-2-3-1, con un doble pivote de contención y buen trato de balón que equilibra al equipo y evita que se parta en transiciones. Y es que el Elche tiene dos vértices totalmente opuestos. Su zona atacante, formada por jugadores como Víctor Rodríguez o Fajr, se caracteriza por la velocidad y el desborde.  Un vertiginoso juego de mediapuntas a los cuales Escribá les da total libertad de movimientos. Permutan constantemente sus posiciones sorprendiendo a la defensa rival. No es extraño ver a Fajr y a Aaron cambiándose de banda constantemente o apareciendo junto a Víctor en cualquier frente de ataque. Tres carriles ofensivos muy peligrosos que están convirtiendo al Elche en un equipo a tener en cuenta en tres cuartos de campo. Su zona defensiva se basa en la contención y el pundonor. Laterales consistentes como Damián o Cisma dan buena fé de ello. Su misión es evitar que el equipo sufra roturas en los costados y suelen medir sus subidas para que la banda sea totalmente de los mediapuntas.

El doble pivote conformado por Escribá les ha permitido tener un mayor control en determinados tramos del partido. Adrián, ex del Getafe, ha asumido el rol de mediocentro. Una posición inédita para él pero que está cumpliendo a la perfección. Su entrenador le pide mayor desgaste físico y coberturas en la zona, misión que no solo cumple a la perfección, sino a la que añade un trato de balón vital para la salida de su equipo. Junto a Pasalic, Fran Escribá encuentra el complemento ideal para su mediocampo. El croata es un auténtico box to box que asegura kilómetros y recorrido.

Pero si hay que destacar a alguien particularmente en la temporada del Elche es a su delantero, Jonathas de Jesús. El delantero brasileño está siendo una revelación en nuestra liga demostrando una variedad de recursos y remates que lo han convertido en el máximo goleador de su equipo con nueve tantos y seis asistencias. Un jugador que sabe aguantar de espaldas para dar aire a la segunda oleada de su equipo, sabe ir al espacio para recibir y encarar con potencia a su rival y, por si fuera poco, tiene olfato goleador.

En definitiva, un rival ilicitano que buscará crear peligro a la zaga sevillista a través de la velocidad y la imprevisibilidad de sus delanteros. El Sevilla deberá salir victorioso de este partido si desea no alejarse de la estela de su máximo rival, el Valencia CF.

4-2-3-1 habitual de Escribá
4-2-3-1 habitual de Escribá

Claves

  • La zaga ilicitana sufre a balón parado a pesar de la altura y contundencia de sus centrales. Es en las segundas jugadas donde se muestran lentos y con falta de decisión. Ideal que el Sevilla sitúe jugadores interiores que ataquen esos balones divididos.
  • Tanto Víctor, como Fajr o Aaron son jugadores que no escatiman en intentar el desborde 1×1. Deberán contar los laterales sevillistas con la suficiente ayuda para evitar superioridad en los costados.
  • El Sevilla será dueño del partido con el balón. Tiene que tener paciencia y buscar constantes cambios de orientación para hacer correr a su rival.