Síguenos en

Crónicas

Crónica | Villarreal CF 0-2 Sevilla FC

UNA PESADILLA LLAMADA PEGADA

Un equipo campeón tiene gol. Y lo tiene no solo cuando lo merece, sino cuando se encuentra en situaciones adversas. El Sevilla ha demostrado ante el Villarreal ser un equipo de terrible pegada. Ya lo hizo en Europa League donde, además, dominó tácticamente a su rival, pero hoy añadió un ingrediente más a su habitual facilidad goleadora. Una pizca de suerte. Suerte que solo tienen los equipos ganadores. Porque la buscan y la trabajan. Y solo esos equipos consiguen encontrarla.

El partido comenzó como el terreno de juego: espeso. Emery copió el mismo plan que trazó en la ida de Europa League y basó su juego en el desplazamiento en largo y la recepción de Iborra. Durante la primera media hora le funcionó. El Sevilla se limitaba a mantener el orden defensivo y a generar ocasiones a raíz de las segundas jugadas que proporcionaba el valenciano y los apoyos que ofrecía Bacca para que se combinara en tres cuartos. El Villarreal se mostraba apático, con pocas ideas para poder hacer daño a su rival y sufriendo mucho por los costados. Rukavina volvió a ser la principal cerradura que abrió con facilidad la banda derecha sevillista. Por medio de buenos centros laterales y las internadas de Diogo, el conjunto de Emery pudo adelantarse en el marcador.

Sin embargo, a partir del minuto 30 el Villarreal decidió entrar en el partido. Consiguió buscar la espalda de un Carriço que aún le cuesta dominar su nueva posición y obligó a Mbia a correr hacia atrás en mas de una ocasión. El conjunto de Marcelino empezaba a generar peligro a través de buenas asociaciones en tres cuartos de campo, con llegadas desde ambas bandas y disparos lejanos. Un habilidoso Campbell por la izquierda y un incisivo Mario por la derecha obligaron a la zaga sevillista a retroceder metros y ahí comenzó el asedio amarillo. El Villarreal pudo adelantarse hasta en tres ocasiones: en la primera, Pareja salvó en la línea de gol un rechace en el punto de penalti que no aprovechó Campbell. En la segunda, similar a la primera, fue Dos Santos quien se encontraría con los defensas sevillistas. Y en la tercera, la más clara, Moi Gómez enviaba al travesaño un balón muerto en el área que no entró por gracia divina. La suerte estaba de cara.

El Sevilla terminó la primera parte siendo un frontón, un juguete en manos de un Villarreal que, a pesar de conceder alguna ocasión al contragolpe, encarrilaría el vestuario sabiendo que el rodillo debía de terminar funcionando.

Rico alcanzando un balón aéreo ante un centro a balón parado Foto: AS

Rico alcanzando un balón aéreo ante un centro a balón parado Foto: AS

Pero si algo ha demostrado el Sevilla de Emery es que su pegada puede dinamitar moralmente cualquier superioridad futbolística. Y es que, una vez más, conseguiría adelantarse en el marcador. Lo haría recién comenzada la segunda mitad. Como protagonista, Coke, que aprovechó una buena contra sevillista para incorporarse al ataque y, tras un magnifico taconazo de Diogo, poner el 0-1 en el marcador. Otra vez volvía a ocurrir. El Sevilla se adelantaba en El Madrigal y reseteaba un partido que parecía del lado castellonense.

Con el contador moral a cero, el Sevilla dominó. Emery decidió dar entrada a Banega y el argentino serenó para dar la fluidez necesaria. Marcelino veía como la pesadilla se volvía a repetir. De nuevo Emery le ganaba la partida táctica. Y no porque su Villarreal no lo intentara, porque lo hizo, pero de manera insulsa y sin crear demasiado peligro. El sistema defensivo sevillista se reajustó y volvió previsible a su rival. Una vez más.

Con un Sevilla renovado tras la entrada de Banega, llegó el segundo y la puntilla. El argentino tomó las riendas del partido para generar y batir líneas rivales. Coke aprovechó uno de sus pases para poner un centro lateral que Vitolo remató de manera inapelable al fondo de la red. El canario está dulce y su convocatoria nacional así lo refleja. Con el 0-2 el Villarreal bajó los brazos. Ya sabía lo que significaba intentar hacer daño al Sevilla. Intentarlo, que no hacerlo. Por eso los de Marcelino no tuvieron excesivas ocasiones. Quizá solo lo consiguió en los minutos finales con un tiro al palo de Gerard Moreno, pero no llegaría el gol amarillo. Un gol, sin duda alguna, mas que merecido.

Este resultado abre brecha en la clasificación. El Sevilla se separa de la sexta plaza y pone su punto de mira en una cuarta plaza nada fácil de alcanzar. Emery sabe que su equipo funciona, los jugadores también y hay confianza. Paso a paso el Sevilla demuestra que es fiable, temible. Es ahora, en el tramo mas vital de la temporada, donde deberá demostrar que este trabajo no es solo fruto de una racha, sino de una declaración de intenciones.

DATOS TÉCNICOS

Alineaciones:

  • Villarreal CF: Asenjo; Mario, Musacchio, Bailly, Rukavina; Pina, Jona dos Santos, Campbell, Moi Gómez; Gerard y Giovani.
  • Sevilla FC: Sergio Rico; Coke, Kolo, Pareja, Tremoulinas; Mbia, Carriço; Vitolo, Iborra, Diogo; Bacca.

Cambios:

  • Villarreal CF: Campbell (Vietto, min.59), Trigueros (J. Dos Santos, min.59), Uche (Gio, min.69).
  • Sevilla FC: Navarro (Tremoulinas, min.48), Iborra (Banega, min.60), Aspas (Bacca, min.79).

Goles: 0-1 (Coke, min.48), 0-2 (Vitolo, min.64)

Árbitro:  Hernández Hernández, del Comité de Árbitros de Las Palmas, amonestó por parte local a Moi (67´), Musacchio (76´) y Pina (78´) y por parte visitante a Navarro (73´).

Estadio: El Madrigal, sin incidencias

David Ruiz

Periodista, Sevilla. Amante del Deporte en general y del fútbol internacional en particular. Especialista en análisis tácticos. Redactor y productor en Number 1 Sport. Me escuchaste en SFC Radio y ahora puedes hacerlo en @eldesmarqueradio.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

Amistosos - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

21/07/2018 · 18:00h

La Liga TV

Más en Crónicas