LA FUERZA DE NERVIÓN

El Sevilla dio una cátedra de casta y coraje y logró remontar un 0-2 al todopoderoso Barcelona, cuando, por lo visto en los primeros 35′ en Nervión, parecía que el partido iba a ser un recital culé y que la racha de imbatibilidad de los nervionenses en casa iba a llegar a su fin.

El partido comenzó con un Barcelona lanzado al ataque y acaparador de la pelota que obligaba al Sevilla a replegar en su propio terreno de juego, y que apenas era capaz de oler la pelota debido al gran ritmo de juego que trataba de imponer el Barcelona, con un Iniesta a su mejor nivel, acompañado de dos escuderos de postín como Rakitic y Busquets. Avisó varias veces el Barça, pero no fue hasta el 14′, cuando Messi controló la pelota en el área local, y tras un sutil quiebro logró poner la pelota en la escuadra del arco defendido por Rico, para poner de tal forma el 0-1. El Sevilla aún no había entrado en el partido y el monólogo del Barcelona se veía incrementado por momentos. Cuando se rozaba la primera media hora de choque, una falta en la frontal del área fue perfectamente ejecutada por Neymar que tras superar a la barrera con un sutil toque ponía el 0-2 en el luminoso. Pero como dice el himno del centenario, ‘Dicen que nunca se rinde’, y cuando pocos confiaban en los nuestros, el Sevilla, un equipo que se ha ganado con méritos propios ser respetado por todos y cada uno de los rivales a los que se enfrenta, iba a resurgir de sus cenizas. Cuando corría el 37′ de juego, un zapatazo de Banega desde casi 30m iba a coger puerta y se iba a convertir en el 1-2, que con la inestimable ayuda de Claudio Bravo, daba alas a los nuestros y ponía a Nervión bocabajo. Incluso, antes del descanso, una falta colgada por el propio Éver Banega, sembró el pánico en la defensa culé tras un cabezazo de Krychowiak que Gerard Piqué despejó con apuros.

Los sevillistas, en la celebración del 2-2 obra de Gameiro. | Foto: as.com
Los sevillistas, en la celebración del 2-2 obra de Gameiro. | Foto: as.com

La segunda parte comenzó con un Sevilla muchísimo más enchufado, y que avisaba de que no iba a dejar a los barcelonistas ganar en un feudo inexpugnable sin dejarse hasta la última gota de sudor. El Sevilla la tuvo en varias ocasiones en las botas de Bacca y Vitolo, aunque fue el Barça el que gozó de las más claras, ambas en botas de Luis Suárez. La primera tras una gran jugada de Andrés Iniesta, y, tras coger el rechace de Rico y con todo a su favor, mandó el balón a las nubes; la segunda llegó en uno de los pocos despistes de la zaga sevillista en la segunda mitad, fue entonces cuando Luis Suárez iba a estrellar su disparo en el exterior de la red. Los cambios iban a refrescar a un Sevilla exhausto debido a su amplio desgaste en la segunda mitad, y entre dos de ellos se iba a cocer el tanto del empate. Corría el 83′ de juego en Nervión, cuando Reyes iba a robar un balón en el medio campo y tras volver loco a Xavi, iba a poner un magnífico balón para la carrera de Aleix Vidal para que este viese perfectamente la llegada desde atrás de Kevin Gameiro y servirle a placer el segundo tanto para enloquecer de la hinchada local. El Sevilla conseguía un punto de oro tras haberse puesto hasta dos tantos por debajo en el marcador. La más clara para los rivales la tuvo el croata Rakitic en el alargue, e incluso Gameiro estuvo apunto de llegar a un envío largo para consumar la remontada. No hubo tiempo para más y el Sevilla volvió a hacer una de sus gestas que serán recordadas para la historia. La noche concluyó con un emotivo homenaje por parte de Biris hacia Ivan Rakitic.

El Sevilla, por lo tanto, termina la jornada en 5ª posición con 62 puntos en 31 partidos, a tan solo 4 del Atlético de Madrid -que hoy empató en su visita al Málaga- y empatado a puntos con el Valencia, que el lunes tendrá que disputar su partido liguero ante el Levante. Los sevillistas descansarán mañana y volverán el lunes al trabajo en vistas a su partido europeo ante el Zenit el próximo jueves a las 21:05, correspondiente a la ida de los 1/4 de la Europa League.

DATOS TÉCNICOS

Alineaciones:

  • Sevilla FC: Sergio Rico; Coke, Pareja, Carriço, Trémoulinas; Krychowiak, Banega; Vidal, Iborra, Vitolo; Bacca.
  • FC Barcelona: Bravo; Alves, Mathieu, Piqué, Jordi Alba; Busquets, Iniesta, Rakitic; Neymar, Messi, Luis Suárez.

Cambios:

  • Sevilla FC: Mbia (Iborra, min.69), Reyes (Vitolo, min.69), Gameiro (Bacca, min.75)
  • FC Barcelona: Xavi (Neymar, min.73), Pedro (Iniesta, min.86).

Goles: 0-1 (Leo Messi, min.14), 0-2 (Neymar, min.30), 1-2 (Éver Banega, min.37), 2-2 (Gameiro, min.83).

Árbitro: Martínez Munuera, del colegio valenciano, amonestó a los locales Krychowiak, Iborra, Banega, Mbia y Reyes, y a los visitantes Busquets y Piqué.

Estadio: Ramón Sánchez Pizjuán, que registró un lleno total.