El Sevilla FC ha dejado escapar dos puntos en Los Cármenes en un partido marcado por la poca intensidad y concentración de los de Emery. El 1-1 final ha evidenciado que el conjunto nervionense tiene la mente en Rusia, cosa que he perjudicado enormemente los intereses del Sevilla FC para la consecución de la cuarta plaza. El entrenador Unai Emery analizaba el encuentro de esta forma: «Las ocasiones que hemos tenido han sido claras y el equipo tenía la mentalidad de ganar, pero ha faltado velocidad«.

El vasco ha querido mencionar la buena actitud de sus pupilos a pesar de no haber ofrecido la mejor imagen ante un Granada muy pobre: Ha habido tensión, hacía mucha calor y nos quedamos a medias pero la actitud del equipo ha sido buena«. Por otra parte, ha reiterado la ilusión por los objetivos y la necesidad de que todos apoyemos al equipo más que nunca: «Queremos ser ambiciosos, queremos estar en Europa. Las opciones siguen intactas y hay que ser optimistas. Ahora nos enfrentamos al partido del jueves que tenemos que vivir con intensidad e ilusión. El ambiente a generar entre todos los sevillistas tiene que ser fuerte».

El técnico rojiblanco ha recordado, además, la magnífica trayectoria del grupo: «El fútbol genera emoción y no hay nada mejor que generar emociones en positivo. El grupo está generando más felicidad que decepción». Por último, Emery se ha referido a Sergio Rico, aún con la duda de si jugará ante el Zenit o volverá  al banquillo tras la recuperación de Beto: «El crecimiento de Sergio Rico se ve en cada partido».