UNA, DOS, TRES Y CUATRO

Definitivamente, el Sevilla FC dejó atrás hace mucho tiempo esa etapa de sequía en cuanto a títulos, de alegría y tristeza a partes iguales, de ser un equipo más. No, no. Eso ha cambiado. Y por si quedaba alguna duda, que no lo creo, el equipo sevillista, con su indumentaria completamente de color rojo, rojo pasión, comandado por el líder, Unai Emery, volvió a levantar al cielo una nueva Europa League, para acumular ya un total de cuatro y colocarse en el primer puesto del ránking. Atrás quedan Liverpool, Inter y Juventus, que no son cualquier cosa.

Fue una final con más goles de los esperados, pues tanto Dnipro como Sevilla se citaron en Varsovia siendo dos de los equipos que menos goles han encajado en la Europa League 2014/2015. El cuadro ucraniano llegaba a su primera final europea, y debieron sentirse como nosotros en Eindhoven. Sin embargo, la experiencia se impuso a la ilusión, algo que tenemos de sobra.

En casi todo momento el Sevilla FC llevó la manija del encuentro, ante un Dnipro al que no le importaba ser dominado. Aún así, Kanilic, de cabeza, puso por delante a los suyos muy pronto (1-0), en el minuto 6, tras la primera llegada del cuadro comandado por Myron Markevych. Era una sensación nueva, la primera vez que el Sevilla FC empezaba perdiendo una final de la Europa League. Pero no se intimidó. En sólo tres minutos, el equipo de la casta y el coraje impuso su ley de campeón y le dio la vuelta al marcador. El 1-1, obra de un futbolista que no podía faltar a su cita. Krychowiak. Jugaba la final en su país, y participó logrando el empate del Sevilla FC con un remate dentro del área, cayéndose, después de una dejada de Carlos Bacca. Un Bacca que iba a ser claro protagonista en la final, pues poco después subió el 1-2 al luminoso, jugada en la que el mago José Antonio Reyes nos dejó su gran asistencia, para que el cafetero driblara al portero Boyko y lo batiera con un disparo ajustado al palo. Cuando parecía que nos íbamos con ventaja a vestuarios, Rotan, de falta directa en la frontal, coló con un estupendo disparo el 2-2 en la meta de Sergio Rico, y todo volvía a empezar. El tanto, psicológico.

Banega y Krychowiak celebran el primer gol sevillista | Imagen: sevillafc.es
Banega y Krychowiak celebran el primer gol sevillista | Imagen: sevillafc.es

El segundo capítulo arrancó de forma similar al primero, con un Sevilla dominador. El Dnipro no se arrugaba y no descartaba salir al ataque cuando veía la oportunidad. Así nos plantamos en el minuto 73, el minuto de la gloria sevillista, el minuto en el que, otra vez, Carlos Bacca marcaba en la final el definitivo 2-3 con el que el Sevilla FC se proclamaba tetracampeón de la Europa League. La asistencia, esta vez, fue de Vitolo. El banquillo y la afición hispalense explotaron de júbilo y alegría con ese gol, pues quedaba poco tiempo y el paraíso rojiblanco estaba cerca, lo tocábamos con la yema de los dedos… Y así fue. En el minuto 94 Martin Atkinson señalaba la conclusión y el Sevilla FC lograba algo que nadie ha conseguido hasta el día de hoy. Una, dos, tres y cuatro veces campeón de la Europa League. Todo, en menos de 10 años. Antes del pitido final Matheus dio el susto cayendo desplomado, pero afortunadamente salió consciente y está estable.

El equipo levanta la Europa League | Imagen: sevillafc.es
El equipo levanta la Europa League | Imagen: sevillafc.es

A partir de ahí empezó una fiesta que se prolongará hasta bien entrada la noche de hoy. Los 8.000 sevillistas desplazados a más de 3.000 kilómetros de Nervión dieron un recital en las gradas, otros 8.000 lo celebraron en el Auditorio Rocío Jurado, y unos 3.000 se fueron a la Puerta de Jerez.

Este título tiene varios premios. Además de la Copa, jugaremos el 11 de agosto la Supercopa de Europa ante Juventus o Barcelona y entramos directamente en la fase de grupos de la Champions League. En principio el Sevilla FC irá al bombo 3.

La afición en las gradas del estadio de Varsovia | Imagen: sevillafc.es
La afición en las gradas del estadio de Varsovia | Imagen: sevillafc.es

Disfruten. Disfruten de nuevo de esta grandeza llamada Sevilla Fútbol Club, de este equipo que ha vuelto a alcanzar la gloria, de estos jugadores que de nuevo han llevado al equipo de la ciudad por toda Europa y al que han visto campeonar casi 200 millones de personas.

Disfruten…