SE ESCAPÓ EL TREN

Decíamos en la previa del encuentro que el Sevilla se encontraba ante su último tren para poder acceder a la máxima competición continental por la vía liguera, y el último tren, se perdió, bien por la ausencia de nuestro entrenador debido a la muerte de su padre -desde aquí le mandamos nuestras condolencias y nuestro apoyo-, bien por las rotaciones que se produjeron en el once inicial debido a la gran carga de partidos que los sevillistas arrastran o bien por la pésima segunda parte del equipo, que se vio superado por los vigueses en todo momento.

Y eso que el partido empezó de la mejor forma posible, ya que en el primer acercamiento a la portería local, una gran jugada comenzada por Navarro en banda izquierda, continuada por Denis Suárez y seguida de una gran pared entre Iago Aspas y un Kevin Gameiro que no iba a perdonar y de disparo cruzado iba a poner el 0-1 al batir a Sergio en la primera que tuvo. El gol supuso un duro golpe para los ‘celtiñas’ y el propio Gameiro apunto estuvo de conseguir el 0-2 tras robar un balón en el interior del área y disparar a puerta a la media vuelta, pero esta vez el meta local le ganó la partida y salvó los muebles con una mano espectacular. El Celta despertó del letargo provocado por el tanto sevillista y Charles desperdició la mejor ocasión para los locales tras un buen centro desde la banda derecha y en la que el delantero vigués, con todo a su favor, falló en boca de gol cuando Balaídos ya cantaba el empate. El Sevilla seguía empujando, sobretodo gracias a un incisivo Iago Aspas, que en una buena jugada por la banda derecha puso un balón perfecto al interior del área al que Gameiro no llegó a rematar con facilidad, y su disparo con la rodilla no encontró portería cuando Sergio ya estaba batido. De ahí al final, tan solo un acercamiento local que acabo en saque de puerta tras el remate de cabeza de Pablo Hernández, y un remate de cabeza de Arribas que se estrelló en el poste tras un magnífico centro de Denis Suárez.

Gameiro dedica el gol a Unai, tras el fallecimiento de su padre, con una camiseta de ánimo | Foto: as.com
Gameiro dedica el gol a Unai, tras el fallecimiento de su padre, con una camiseta de ánimo | Foto: as.com

La segunda parte tuvo un guion totalmente distinto, y es que el Celta fue a por todas buscando la igualada ante un Sevilla que no pudo hacer su juego y que se vio superado en todo momento. A pesar de ello, la primera fue para los nuestros, y es que Gameiro recibió un balón en el interior del área, que no fue capaz de introducir en la meta local tras un mal control y un disparo que se marchó a las nubes. Y en el 57′ iba a llegar la jugada que marcó el devenir del choque, un balón colgado desde la derecha de la meta defendida por Sergio Rico se paseaba por el área, pero el colegiado iba a señalar penalti por un supuesto manotazo de Arribas a Charles, muy protestado por los visitantes. Santi Mina no iba a perdonar desde los 11 metros y ponía el 1-1 en el marcador cuando quedaban aun 30 minutos de juego. De ahí al final, los vigueses propusieron un juego de ida y vuelta con ocasiones en ambas porterías. Los locales tuvieron las más claras en las botas de Orellana, el mejor por parte de los locales, que hasta tres veces se encontró con Sergio Rico, de nuevo salvador de los suyos. La más clara por parte local fue en las botas de Carlos Bacca, que salió tras el gol local, que tras un buen disparo desde el interior del área se encontró con una mano milagrosa de Sergio, que despejó a córner lo que pudo ser el 1-2. No hubo tiempo para más y el Sevilla se dejó parte de sus opciones de acudir a la Champions por vía liguera en Balaídos en un partido en el que cada equipo fue dueño de una parte, siendo un resultado justo para ambos.

Al Sevilla solo le queda centrarse en la UEFA Europa League, donde los sevillistas deberán sellar su pase a la Final del 27 de mayo en el Artemio Franchi de la ciudad florentina el próximo jueves a las 21:05, y donde los nuestros defenderán el 3-0 conseguido en el partido del pasado jueves.

DATOS TÉCNICOS

Alineaciones:

  • RC Celta Vigo: Sergio; Jonny, Fontás, David Costas, Sergi Gómez; Hernández, Augusto, Krohn-Dehli; Mina, Charles, Orellana.
  • Sevilla FC: Sergio Rico; Coke, Kolo, Arribas, Navarro; Krychowiak, Iborra; Denis, Aspas, Diogo; Gameiro.

Cambios:

  • RC Celta Vigo: Bongonda (Charles, min.75), Madinda (Hernández, min.83)
  • Sevilla FC: Bacca (Aspas, min.61), Aleix Vidal (Diogo, min.68), Vitolo (Denis, min.74)

Goles: 0-1 (Gameiro, min.7), 1-1 (Santi Mina (p.), min.58).

Árbitro: Velasco Carballo, amonestó a los locales Augusto, Mina y Costas; por parte visitante amonestó a Coke, Arribas, Aspas, Rico y Krychowiak.

Estadio: Balaídos.