JUNTOS, IMPARABLES

El Sevilla FC dio un paso de gigante en su objetivo europeo, y con un auténtico partidazo de todo el equipo, ayudados por una afición que llevó en volandas al equipo en su cuarta final europea y que, a pesar de todos los palos, volvió a demostrar que en animación es la mejor afición de España.

El partido comenzó con la única sorpresa de Aleix Vidal ocupando el lateral derecho de los nuestros y con una afición que como en las grandes noches metió el primer gol poniendo con el himno los vellos de punta a propios y extraños. En cuanto al juego, el partido comenzó con susto para los locales, y es que una internada por la derecha de Joaquín dejó a Mario Gómez solo en la frontal del área y su disparo se marchó a escasos centímetros del larguero de la portería defendida por Sergio Rico. Las siguientes fueron para Bacca. La primera con un disparo blando desde la frontal que atrapó Neto sin problemas, y la segunda tras un gran centro de Aleix Vidal al que el cafetero no llegó por centímetros. La siguiente, sería letal. Una gran jugada de Vitolo fue continuada por Bacca, que con un movimiento excelso dentro del área cedió el balón para un Aleix libre de marca que cruzó el balón para colocar el primero en el luminoso y provocar el éxtasis en Nervión. El partido se volvió loco y Mati Fernández apunto estuvo de colocar el empate en el marcador, pero solo en el interior del área no logró conectar bien su disparo que no vio puerta y se perdió a la derecha de la meta local. Reyes probaba suerte con una media chilena que atrapaba Neto con dificultades pero la Fiorentina se echó arriba a buscar el empate, aunque en ese momento se erigió la figura de un colosal Sergio Rico, que despejó todas las dudas tras su mal partido ante el Madrid, con dos grandes paradas que salvaron al equipo hispalense, la primera tapando muy bien a Mati que remataba solo tras un fallo defensivo, y la segunda, la más espectacular de las dos, a bocajarro a un tiro de Salah que el quinteño sacó de forma increíble cuando los más de 1500 italianos que se han dado cita en Nervión ya cantaban el gol del empate. De ahí a final de la primera parte, tan solo un tiro de Vitolo y un intento de disparo de Krychowiak cuando tenía todo a favor en la frontal del área.

Aleix dispara a portería en la acción que significó el 1-0 | Foto: as.com
Aleix dispara a portería en la acción que significó el 1-0 | Foto: as.com

La segunda parte comenzó con un susto, al igual que la primera, esta vez en las botas de Mati Fernández, que en una falta desde la frontal del área apunto estuvo de perforar la portería local. Pero el Sevilla volvió a golpear cuando peor se planteaban las cosas y en un contraataque tras una recuperación de Vitolo en la que el canario cedía para Aleix Vidal, el catalán cerraba su noche mágica con un disparo que sorprendió a Neto y que se coló en la meta viola. El segundo tanto local dejó muy tocado a los italianos y el Sevilla, con el empuje de una afición entregada a la causa, apunto estuvo de matar el partido tras una jugada de tiralíneas entre Coke, Aleix y Vitolo en la que el canario no pudo conectar un buen disparo a portería. Mbia tuvo que abandonar el campo tras un fuerte cabezazo con Badelj, y en la siguiente jugada, el recién entrado Kevin Gameiro besó el santo en su primer toque de balón del partido y de un leve toque empujó el 3-0 en el marcador tras una gran jugada de Tremoulinas y un disparo de Aleix, que estuvo en todas las acciones importantes del encuentro en su noche mágica. La siguiente jugada apunto estuvo de apuntillar aún más a los violas, que tras una jugada por la derecha de Coke apunto estuvo de introducir en la portería Banega pero su disparo salió a escasos metros del palo de la portería visitante. De ahí al final la Fiorentina lo intentó sin suerte y tan solo Mati Fernández estuvo apunto de acortar distancias de nuevo en una falta en la que Sergio Rico salvó a los suyos.

El árbitro señaló el final del encuentro y en el estadio se desató la locura con una afición que fue el jugador más importante del encuentro. Los jugadores hicieron piña en el centro del campo, a sabiendas de que el resultado deja al Sevilla a un minúsculo paso de la final de Varsovia. El próximo jueves los sevillistas tendrán que sellar el pase a las 21:05 en el Artemio Franchi de la ciudad italiana.

DATOS TÉCNICOS

Alineaciones:

  • Sevilla FC: Sergio Rico; Aleix Vidal, Carriço, Kolo, Tremoulinas; Mbia, Krychowiak; Reyes, Banega, Vitolo; Bacca.
  • AC Fiorentina: Neto; Tomovic, Savic, Gonzalo, M. Alonso; Borja Valero, Badelj, Mati; Joaquín, Mario Gómez, Salah.

Cambios:

  • Sevilla FC: Coke (Reyes, min.58), Iborra (Mbia, min.73), Gameiro (Bacca, min.74).
  • AC Fiorentina: Richards (Tomovic, min.46), Pizarro (Badelj, min.69), Ilicic (Mario Gómez, min.80).

Goles: 1-0 (Aleix Vidal, min.17), 2-0 (Aleix Vidal, min.51), 3-0 (Gameiro, min.74).

Árbitro: Félix Brych (Alemania), amonestó a los locales Carriço y Krychowiak, y a los visitantes Alonso, Borja Valero y Gonzalo Rodríguez.

Estadio: Ramón Sánchez-Pizjuán, que registró un casi lleno en la tarde-noche de hoy.