Síguenos en

#RoadToVarsovia

Trayectoria Sevilla UEFA Europa League 2014/15

El equipo sevillista celebra el pase a Varsovia. | Foto: eltiempo.com

El 18 de septiembre comenzaría el Sevilla su camino hacia la final de Varsovia. El grupo en el que se encontraba parecía sencillo. Feyenoord, Rijeka y Standard de Lieja serían, los que junto al Sevilla F.C., completasen el Grupo G de la Uefa Europa League. Los rivales más duros, sin duda alguna, eran Feyenoord y Standard de Lieja, por lo que ganar en casa era imprescindible si los de Nervión no querían pasarlo mal desde el comienzo de la competición.

El primer choque se disputaría en el Ramón Sánchez Pizjuán. El equipo holandés llegaba a la capital andaluza dispuesto a dar la campanada. Krychowiak en el 8’ y M’bia en el 31’ lograron sentenciar un encuentro en el que Gerard Deulofeu sería el gran ovacionado en las filas sevillistas. Suyas fueron las dos asistencias que hicieron que el cuadro de Emery consiguiera sus tres primeros puntos en la competición.

La siguiente batalla se viviría el 2 de octubre en Croacia. El Rijeka había caído por dos goles a cero en la primera jornada frente al Standard, por lo que estaba obligado a conseguir algún punto que le mantuviera vivo en la competición. Así fue. Nada pudo hacer el Sevilla contra un duro rival. Un empate a dos que no gustaba ni a unos ni a otros. El Feyenoord conseguía llevarse el encuentro frente al Standard, por lo que el grupo se encontraba muy igualado hasta el momento.

Standard Lieja 0-0 Sevilla FC. Muy mal resultado para ambos si querían pasar como primeros de grupo. Si decimos que no tuvimos suerte mentimos. Al final del partido el conjunto belga a punto estuvo de quedarse con los tres puntos. La moneda cayó de nuestro lado y sin goles finalizó en partido. El Rijeka era la sorpresa de la semana. Conseguía ganar con contundencia al equipo holandés por tres goles a uno. Así se encontraba el grupo llegado el ecuador de la fase de grupos: El Sevilla FC primero con cinco puntos, Standard y Rijeka con cuatro y por último el Feyenoord, con tan solo tres puntos.

El Sevilla luchaba nuevamente frente al conjunto belga, pero esta vez lo hacía en casa. Gameiro, Reyes y Bacca marcaron las tres dianas que le daban al equipo local tres importantes puntos para seguir líder de grupo. Los de Unai con ocho puntos y el Feyenoord con seis tras vencer por dos goles a cero al Rijeka.

Ahora le tocaba jugar al Sevilla en Holanda. El Feyenoord no había ganado ningún partido fuera de casa pero tampoco había perdido hasta el momento en su feudo, por lo que el encuentro se planteaba muy difícil para los visitantes. El Sevilla perdía el liderato del grupo y se complicaba el poder continuar en la competición, después de que el Rijeka venciera dos a cero al Lieja. El Rijeka con siete puntos persiguiendo al cuadro hispalense y el Feyenoord se alzaba con el liderato del Grupo G con nueve. Dos a cero fue el resultado final.

¡Con qué tensión se viviría el último encuentro de la fase de grupos! Al Sevilla le valía ganar o empatar en casa frente a los croatas. Si estos ganaban, los locales tenían que despedirse de la competición europea. Denis Suárez regalaba la tranquilidad a los aficionados en el minuto 20 de encuentro. Así finalizaría el partido. El Feyenoord conseguía el primer puesto en el grupo y el Sevilla se quedaba segundo a tan solo un punto del equipo holandés.

Si habíamos “sufrido” en la fase de grupos, el Sevilla ni se esperaba el camino que le esperaba para conseguir llegar a la final en Polonia. En dieciseisavos tocaría eliminar al Borussia Mönchengladbach. El equipo alemán era cuarto en la Bundesliga y uno de los rivales más complicados que se podía presentar de cara a la siguiente ronda. La ida se jugó en Nervión y los locales ganaron uno a cero. Marcando fuera, el cuadro alemán tenía que anotar tres si quería eliminar a los sevillistas. Vitolo marcó al comienzo del partido encarrilando el pase a los octavos de final. Tras vencer por tres goles a dos en Alemania y pasar de ronda, el Sevilla sería el verdugo del submarino amarillo en octavos de UEFA. Los andaluces sentenciaron la ida en el Madrigal tras imponerse con un contundente uno a tres. Por si eso fuera poco, el casa los locales saldrían victoriosos eliminando al Villarreal con un global de cinco goles a dos.

El Sevilla conocía al día siguiente a su siguiente víctima: el Zenit de San Petersburgo. ¡Cómo sufriríamos en la ida…! El conjunto dirigido por Villas-Boas comenzó adelantándose en el marcador en el Ramón Sánchez Pizjuán. La eliminatoria pintaba muy mal para los de Nervión pero hay una canción que dice: Dice que nunca se rinde y el arte de su fútbol no tiene rival… En efecto, todo el equipo, apoyado por su increíble afición, fue en busca de una remontada que, en el minuto 88 de partido, logró completarse gracias a un golazo desde la frontal de Denis Suárez. Aquella volea cerraba un encuentro que pondría por delante en la eliminatoria al Sevilla. La vuelta comenzó de la mejor manera posible. Penalti y gol de Bacca. El Zenit tenía que marcar dos para empatar la eliminatoria… y lo consiguió. Eso sí, con ayuda del guardameta Beto que, tras mes y medio de lesión, volvía a los terrenos de juego sin demasiada fortuna. Cuando todos pensaban que se disputaría la prórroga, el francés Kevin Gameiro sacó un derechazo de la manga que eliminaba a los locales y metía al Sevilla en las semifinales de su competición favorita.

Nueva víctima: La Fiorentina. Unai Emery planeó el crimen de la mejor manera posible. El Pizjuán lleno, teñido de rojo. Una tarde-noche digna de semifinales de cualquier competición europea. Cuando te toca jugar la ida en casa tienes que aprovechar todas tus cartas. Ni una, ni dos sino tres fueron las puñaladas que la ‘Fiore’ se llevo de recuerdo a Italia. El planteamiento de Emery mató toda contra, jugada, etc. que pudiera acabar en gol por parte visitante. No se le podía pedir nada más al Sevilla. No podía pasar lo mismo que en Mestalla ya que no siempre vamos a disponer de un M’Bia que salve los muebles en el minuto 93 de partido. A lo largo de esta competición, el Sevilla ha buscado siempre matar las eliminatorias lo antes posible. La Fiorentina perdía en el minuto 26 por cero goles a dos. Bacca y Carriço silenciaron el Artemio Franchi. Ni de penalti consiguieron los italianos romper la imbatibilidad de Sergio Rico en semifinales de Europa League.

El Sevilla está en Varsovia y ya conoce a su rival: El Dnipro. La “cenicienta” del grupo ha roto todas las apuestas eliminando al Nápoles de las semifinales. El Sevilla nunca ha perdido contra un equipo ucraniano en competición europea. Esperemos que esta no sea la primera vez y que consigamos lo que todos deseamos desde aquel 18 de septiembre, la cuarta Europa League.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

International Champions Cup - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

20/07/2018 · 20:05h

La Liga TV

Más en #RoadToVarsovia