Os mostramos las valoraciones del equipo de Nervioneo.com de los jugadores sevillistas en la sufrida y trepidante victoria del Sevilla por 2-3 al Dnipro ucraniano en el Estadio Nacional de Varsovia y que corona al conjunto nervionense como tetracampeón de la Europa League, algo que nunca nadie ha conseguido en esta competición, revalidando el título obtenido la pasada temporada en Turín y ademas obteniendo plaza la próxima temporada en la fase de grupos de la Champions League.

Sergio Rico (7): Partido nada fácil para el joven portero sevillista. Encajó el 1-0 de remate de cabeza a bocajarro de Kalinic en el que poco puso hacer. Quizá pudo hacer algo más en el empate a dos de los ucranianos obra de Rotan en el que da la sensación de lanzarse tarde a por el balón. Entre medio de los dos goles realizó una buena estirada tras tiro de Konoplyanka que acabó en córner. En la segunda parte el Dnipro inquietó poco su portería, destacar que estuvo seguro por alto en los córners y centros al área.

Aleix Vidal (8): Comenzó de lateral diestro y acabó de extremo. No pudo lanzarse al ataque con excesiva comodidad al tener que cubrir a un siempre peligroso Konoplyanka. En la segunda parte con la entrada de Coke pudo emplearse más y mejor en ataque apurando y desbordando por línea de fondo, algo habitual en el catalán.

Carriço (7): Quizás le faltaron centímetros para neutralizar el balón que acabó en el 1-0. Firme atrás, el líder de la defensa una vez más. No falló y no dudó en ninguna intervención suya. Buen partido en líneas generales

Kolo (6): Estuvo blando en el balón alto que bajó Kalinic y que concluyó en el gol de cabeza que él mismo anotó y con el que el Dnipro se puso por delante. A pesar de ello se rehizo y salvo esa jugada cuajó un buen partido.

Tremoulinas (7): Abierto hasta línea de banda y con profundidad, aunque sin hacer demasiado daño con balón. No pudo centrar ni apurar la banda como otros días debido al férreo marcaje de los ucranianos. Salvó el tanto inicial del Dnipro obra de un contraataque conducido por su banda, estuvo rápido y bien en la marca.

Krychowiak (9): El salvavidas de este equipo. Rescató al Sevilla para luchar la final cazando un balón dividido dentro del área y sacando un rápido disparo raso que batió a Boyko para empatar el partido. Aportó fluidez al juego, cubriendo atrás y sacando el balón desde atrás buscando siempre a Banega.

M’Bia (9): Comenzó el partido sin tener mucha incidencia en el juego, pero poco a poco se adueñó de la mayoría de balones por alto, algo crucial para evitar las prolongaciones hacia arriba del Dnipro en los balones aéreos. Su despliegue físico y táctico fue crucial para neutralizar a un peligroso Konoplyanka.

Reyes (6): Algo impreciso en el centro del campo y bastante mejor mirando a portería. Magistral pase al espacio para que Bacca se plantara ante Boyko y tras regatearle anotar a puerta vacía el 1-2 con el que el Sevilla momentáneamente remontaba la final. Tuvo poca incidencia en los minutos que estuvo sobre el césped en la segunda mitad hasta que fue sustituido.

Vitolo (6): Poca presencia arriba, en buena parte por el buen planteamiento defensivo del Dnipro que le obligó a buscar entrar por dentro. Aún así fue pieza clave en la victoria final dándole un sutil pase por dentro a Bacca para decantar el título del lado sevillista.

Banega (10): Fue el «Man of the match» junto a Carlos Bacca. El Sevilla jugó a lo que el argentino quiso. Gran primera parte del argentino moviendo al equipo mientras perdía 1-0 y muy buena segunda parte combinando con un gran Vidal y Coke por banda derecha facilitándole así espacios a Bacca en punta de ataque.

Bacca (10): Dicen que los grandes jugadores son aquellos que aparecen en los momentos decisivos para desequilibrar un partido. Colosal partido del colombiano. No apareció demasiado en el partido, pero mató al Dnipro en dos de las tres ocasiones de las que disfrutó. Gran desmarque, regate al portero y definición en el 1-2 y crucial remate en el 2-3 dándole a la postre el título al Sevilla. En su tercera ocasión de gol el meta del Dnipro repelió a córner un buen remate a bocajarro del delantero sevillista, cuando se cantaba el tercero del cafetero.

Los cambios realizados por Unai Emery en la segunda mitad fueron Coke, Gameiro e Iborra en sustitución de Reyes, Bacca y Banega.

Coke (7): Su entrada fue clave para acabar de acorralar al Dnipro. Le dio libertad a Aleix Vidal para tener más profundidad arriba y se encargó del peligroso Konoplyanka. También subió por banda y junto con Vidal pusieron en problemas a la defensa ucraniana en tramos de la segunda parte.

Gameiro (6): Sustituyó a un muy desgastado Bacca. No dispuso de ocasión de ver portería. Se vació en la presión a la defensa rival en los últimos minutos. Aportó poco en la final pero fue crucial en eliminatorias anteriores y por tanto es pieza clave de este éxito.

Iborra (6): Entró poco antes del descuento para apuntalar al equipo en el centro y en las posibles jugadas a balón parado del equipo ucraniano. Otro hombre clave en el camino a la final que merecía sus minutos de gloria.