Esta misma tarde se ha hecho oficial el principio de acuerdo para el traspaso de Iago Aspas al RC Celta de Vigo. La operación se cierra en unos 5,3 millones de euros, recuperando casi la totalidad de la inversión que la entidad nervionense ha tenido que pagar al Liverpool al fin de la cesión (6 millones). El acuerdo es total a falta del reconocimiento médico.

Tras una temporada en la que el gallego no ha jugado todo lo que hubiese querido, el canterano del Celta volverá a disfrutar de los minutos en la que siempre ha sido su casa. Así, se convierte en una operación satisfactoria para todas las partes, ya que Emery no contaba con el delantero para la próxima temporada.

Llegó procedente del Liverpool el pasado verano para reforzar la delantera hispalense, peleando por un puesto con Bacca y Gameiro. La dura competencia le ha hecho jugar muy pocos encuentros, pero se ha podido ver su mejor versión en la Copa del Rey, convirtiéndose en el pichichi de esta competición junto a Neymar con 7 tantos.

A pesar de sus escasos minutos en el terreno de juego, Aspas ha sido uno de los jugadores más queridos por su afición. Ahora volverá a Balaídos en busca de su mejor versión.