Sergio Escudero llega al Sevilla FC para reforzar el lateral izquierdo. Una posición que tras la marcha de Fernando Navarro al Deportivo de La Coruña dejaba una plaza vacante. El club de Nervión no solo ficha un recambio de garantías, sino una apuesta de futuro que competirá el puesto con Tremoulinas.

Tras dos buenas campañas en el Schalke, el pucelano recaló a modo de cesión en el Getafe en la campaña 2013/2014. Sus actuaciones en el lateral del conjunto madrileño fueron tan positivas que el club compró al jugador para disputar la pasada campaña con la elástica azulona. Este último año ha sido el mejor de su carrera, siendo muy importante en el primer tramo de la temporada bajo las ordenes de Cosmin Contra. En esta primera fase del año demostró sus cualidades: recorrido, carácter ofensivo, velocidad para replegar y buen disparo a puerta. Sus buenas actuaciones desplazaron al banquillo al lateral titular, Roberto Lago.

En el segundo tramo del año las lesiones y la falta de estabilidad en el club por el vaivén de entrenadores lastraron su progresión y se mostró intermitente hasta que, ya bajo las órdenes de Pablo Franco, volviese a ocupar un puesto fijo en el lateral. Una temporada muy completa en la que ha conseguido anotar 2 goles y dar dos asistencias en 34 partidos disputados.

Escudero es el tipo de lateral que más le gusta a Unai Emery. Un lateral largo, de recorrido, rápido y ofensivo. Además, tiene buen golpeo lejano y va bien por arriba. Ofrece mucha profundidad y amplitud, siendo una de las vías principales del Getafe para armar ataques este año. Un jugador que se prodiga mucho en las jugadas ofensivas y que basa su juego en la aceleración de las jugadas. Fue el defensa de la Liga que más disparó a puerta en esta recientemente finalizada temporada.

Quizá el mayor hándicap se encuentre en que no es un jugador ordenado. Defensivamente no tiene asimilado aún automatismos defensivos y deja espacios a su espalda en las muchas incorporaciones que realiza. Aún es jóven, tiene 25 años y seguro que con Emery aprende a consolidar esos conceptos tácticos que le lastran defensivamente.

En definitiva, un jugador completo, que conoce la Liga y que tiene margen para consolidarse en un gran club como el Sevilla. Veremos el rol que asume en el equipo que conforme Unai, pero seguro que dispone de minutos valiosos que aumentaran el nivel del equipo con creces.