El Comité de Apelación ha comunicado hoy al Sevilla FC la solución de dos expedientes que se le habían abierto al club por insultos en dos encuentros de Liga, frente a Barcelona y Rayo Vallecano.

Ante el cuadro catalán, en principio se propuso el cierre parcial del Sánchez-Pizjuán durante cuatro encuentros, algo que finalmente ha sido declarado nula, y las actuaciones son devueltas al otro Comité, el de Competición.

Respecto al enfrentamiento ante el equipo madrileño, en lugar de cerrar cuatro partidos parte del estadio, se ha llegado a la conclusión de multar al Sevilla FC con 30.000€ por esos cánticos ofensivos, algo que el club nervionense podrá recurrir al Comité de Apelación si así lo cree oportuno.