Síguenos en

Análisis

Análisis | La metamorfosis del Campeón

Estamos quizás ante la gran oportunidad de Unai Emery de completar ese proyecto al que dio rienda suelta hace apenas dos temporadas atrás, manteniendo la competitividad que lo ha caracterizado en este periplo y sumándole los últimos automatismos para, así, culminar “la Capilla Sixtina de Emery”, llegando a practicar el fútbol posesivo que siempre, a principios de temporada intenta realizar pero que, viendo su ineficacia posterior se torna en el balompié de contra y repliegue que ha terminado caracterizándolo en toda su carrera desde que abandonase el Lorca Deportiva, único equipo donde sí consiguió implantar este estilo.

El técnico vasco, verano tras verano, ve como piezas clave de su equipo se marchan a otros, obligándolo de esta forma a reinventarse, a buscar nuevos caminos, al fin y al cabo, a mejorar. Esta temporada, se ve claramente como el equipo ha mejorado en casi todas las líneas para así intentar tener un buen papel en la competición de la ilusión en la entidad hispalense, en la Champions League. Digo casi, porque la portería y el eje de la zaga son dos posiciones que dejan cierta incertidumbre al aficionado sevillista, en lo que puede ser conocido como “el Sevilla de los jugones”, por el perfil de sus efectivos.

Beto y Sergio Rico compiten por un solo puesto | Foto: MARCA

Beto y Sergio Rico compiten por un solo puesto | Foto: MARCA

En la portería nos encontramos con el portero titular de la Europa League de Turín, y el guardameta titular de la última hazaña sevillista en Varsovia. No son malos porteros ni mucho menos, pero Beto, el más veterano de los dos, desde que se lesionó no ha vuelto a ser el que era; mientras que Sergio Rico, tiene un futuro prometedor por delante, pero en el presente ha de ir creciendo poco a poco. En definitiva, la portería es un puesto, que, en la máxima competición continental, se ha de tener asegurada, es decir, se ha de tener un portero que gane partidos, marque la diferencia y dé puntos.

En defensa, el dilema es algo menor, digamos que hay “más ruido que nueces”. La preocupación sevillista viene debido a que llegar a Navidades (cuando se reincorpore Pareja) con tan solo tres centrales y Luismi, no son suficientes, puesto que sólo Rami y Carriço dan atisbos de seguridad, mientras que Kolo, que se ha mostrado poco expeditivo en esta pretemporada, y Luismi, están en fase de crecimiento. Quizás ahí sí que hay que confiar en lo que se tiene, pero la tensión está ahí, y más disputando las competiciones que los nervionenses van a disputar.

Bacca y Aleix Vidal se abrazan en un tanto | Foto: Estadio Deportivo

Bacca y Aleix Vidal se abrazan en un tanto | Foto: Estadio Deportivo

En definitiva, el trabajo de la dupla Monchi-Unai ha sido inconmensurable, al perder solo dos grandes piezas, como son Aleix Vidal y Bacca, sustituyendo a una figura importante en los momentos oportunos como Mbia, y trayendo a ocho caras nuevas (por el momento) de carácter contrastado y no a un precio exagerado. Planificación deportiva de diez, a expensas de lo que los pupilos del técnico de Hondarribia proyecten en el plano, en el campo de batalla.

En lo táctico, no podemos referenciar ni a esta pretemporada ni a la cita de Tiflis ante el Barcelona, puesto que, a pesar de jugar con ese 4-2-3-1 habitual, la falta de efectivos en defensa hizo que el entrenador sevillista tuviera que colocar a Krychowiak en el centro de la zaga, y así desplazar a otros tantos futbolistas a posiciones que pueden ocupar, pero que no son las más cómodas.

Once tipo del Sevilla FC | Foto: Sharemytactics

Once tipo del Sevilla FC | Foto: Sharemytactics

Lo más normal es que ese esquema que acabamos de nombrar sea el más utilizado a lo largo de la temporada, puesto que, como se vio en algunos envites del pasado curso,

Posible centro del campo en el esquema 4-3-3 | Foto: Sharemytactics

Posible centro del campo en el esquema 4-3-3 | Foto: Sharemytactics

esquemas como el 4-4-2 o el 4-3-3 generan cierta incertidumbre sobre su efectividad. En el primero de los dos esquemas nombrados, si no se incorpora un delantero centro de carácter corpulento, hábil de cara a puerta y que tenga un buen juego de espaldas, no será posible realizarlo, ya que tanto Immobile como Gameiro son futbolistas de perfiles similares que se estorbarían en el terreno de juego. El 4-3-3, con la incorporación del danés Krohn Dehli gana enteros, con Krychowiak por detrás de él y de Banega, guardando las espaldas en la zona ancha.

Podríamos decir, que la zona central del Sevilla está compuesta por una serie de perfiles totalmente diferentes que, si adquieren la regularidad que los caracterizó en la pasada campaña, podrán optar por adaptarse a cualquier situación, es decir, bien (como gusta más) hacer posesiones cortas a la par que rápidas, o bien mantener la posesión de manera parsimoniosa en busca de pasillos interiores que dejen los rivales, para así crear superioridad numérica. En esta sala de máquinas, es donde comienza la metamorfosis que titula este artículo, la que, dependiendo de lo que exija rival, elige una u otra forma de jugar.

En posición de ataque, podríamos hablar de que, obviamente, Ciro Immobile tendrá que recoger el testigo en el juego de espacios que hacía Carlos Bacca, teniendo así una gran baza en el, ya afianzado, juego dentro-fuera de los vigentes campeones de la UEFA Europa League, con interiores normalmente a pierna cambiada que se meten hacia dentro para dejar toda la banda libre a los laterales de largo recorrido que tienen. A este componente ofensivo del que hablamos, hay que sumarle el de las jugadas a balón parado salidos del famoso Laboratorio de Unai Emery, jugadas que, con futbolistas tan potentes en lo físico y con tal altura, tienen toda garantía de éxito.

El futuro sin Bacca es un interrogante, una página en blanco de la que Immobile, Gameiro y un tercer punta (si llega), han de encargarse de escribir en letras de oro. Si los nuevos fichajes se adaptan a la idiosincrasia y estilo del club, esta interrogante se borrará por completo, incluso podríamos decir, que los éxitos serían mayores de los que hubo en la última temporada.

La clave de este Sevilla para triunfar este año, residirá en no tener ni miedo ni vergüenza de pelear con los equipos de arriba, de mostrar ese descaro que mostró el Sevilla de los títulos, de convertirse en ese Rey Colérico que aparece en las leyendas del Caucaso, de llevar por toda Europa el nombre de el Sevilla Fútbol Club y que todo el mundo, al escucharlo, lo tema.

Resumen de la pretemporada sevillista. | Fuente: Infografía propia.

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis