Síguenos en

Análisis

Análisis Táctico | Málaga CF 0-0 Sevilla FC

CUANDO TU JUEGO DEPENDE DE LA POSICIÓN DE UN JUGADOR

Unai, en lo que se antojaba como una cita complicada a la par que propicia para comenzar la temporada correctamente, jugó con fuego, y erró en el planteamiento del encuentro, al no hacer caso de los apuntes que todos los sevillistas habían tomado tanto en la Supercopa europea como en el amistoso de Roma: Krychowiak debe de ocupar siempre su posición natural.

El técnico vasco excusó la colocación de Krychowiak de defensa central junto a Rami “porque veía falto de físico a Kolo para ir al choque con Charles”. Poner en ese sitio al polaco eliminaba un problema a la vez que generaba otro. Al ser un central bastante discreto, y echarle de menos la medular en la tarea de abarcar el abrumador juego entre líneas del Málaga que destrozó a Iborra y N’zonzi, los visitantes tenían un agujero entre la defensa y el pivote que hubiera sido lo de menos, si Kevin Gameiro hubiera metido alguna de las tres claras ocasiones que tuvo.

Podemos decir que, cuando el club hispalense se encabezó con dar un paso hacia delante, Steven N’zonzi acabó con las posibilidades de victoria sevillista, con una expulsión que rozó lo inverosímil. Éver Banega era el único capaz de unir líneas defensivas con ofensivas tras la expulsión, pero Emery decidió quitarlo y ahí si que se cortó el pequeño hálito de vida que quedaba tras quedarse con uno menos en el marcador. Cuando Krychowiak volvió al pivote para ejercer de jugador escoba, y Coke se colocó de central, los sevillanos mejoraron ciertamente en tareas defensivas y pudieron conformarse con un punto que muestra todas las carencias de este Sevilla, unas carencias que ha de ir puliendo en el menor tiempo posible.

Como hemos dicho, en lo defensivo vimos como N’zonzi e Iborra no estaban cómodos en la salida de la pelota, ya que ninguno de los dos posee esa característica tan necesaria para jugar ahí. Al carecer de ella, tras un cúmulo de fallos estrepitosos en el pase, la defensa empezó a retrasarse progresivamente, quizás por la demarcación que ocupaba Krychowiak, que hacia que se sobreprotegieran ante cualquier ataque, colocando la línea defensiva tan cerca del área de Beto. Esta posición de la defensa, hizo que el pivote diese algunos pasos hacia atrás, haciendo de esta forma que Banega se encontrara descolgado en una isla. No había forma de sacar la pelota, pero afortunadamente, el Málaga no tenía su día de cara al arco rival.

En este encuentro de ida y vuelta, el Sevilla pareció adquirir temple y estabilidad con los cambios, posicionándose mejor para tapar los pasillos interiores que habían sido un quebradero de cabeza en la primera mitad. Mariano se mostró demasiado intuitivo en los pases, generando perdidas impropias de un profesional, mientras que, el resto de la zaga, ayudado por Krychowiak, no tuvo problemas excesivos para mantener el tipo y la portería a cero.

El director de juego sevillista se mostró contento por dejar la portería a cero, pero si bien es cierto que este dato tiene trampa, al ser más demérito del Málaga, que mérito de los nervionenses, al fallar muchísimas ocasiones, todas ellas concedidas con la inestimable colaboración de un sistema defensivo roto y sin aparente mejora en los últimos envites.

En fase ofensiva, el Sevilla estuvo conectado durante unos 15 minutos, tiempo en el que Banega estaba en su máximo esplendor, Vitolo y Reyes mostraban gran movilidad y Gameiro acertaba en la elección de los desmarques, pero no tanto en la portería que guardaba el camerunés Kameni. Ante los tres fallos, clamorosos, que tuvo el gabacho, poco a poco fue bajando la cabeza y aislándose del resto de un equipo que echó en falta una referencia en el juego directo, como lo era Carlos Bacca. Esa falta de clarividencia en la salida de la pelota generó numerosos pelotazos que Gameiro no pudo ganar ante centrales de gran altura. Con la entrada de Ciro Immobile, ese juego directo cobraba más trascendencia, por su perfil para autohacerse goles y pelearla con la zaga rival, pero, con un efectivo menos sobre el tapete verde, se encontró muy solo.

Pocos apuntes positivos en este estreno liguero de un Sevilla que ha de mejorar en muchos aspectos, y debe de dar mucho más de sí.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC
5 - 1
St Lieja

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 5

Levante UD

Sevilla FC

Estadi Ciutat de València

23/09/2018 · 12:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Análisis