Síguenos en

Noticias

Todos los caminos conducen a Tiflis

Al igual que en Mónaco y Cardiff, el Sevilla FC vuelve a encontrarse ante la oportunidad de alzarse con el título de Supercampeón de Europa. De las tres veces que el equipo hispalense ha disputado la final, tan sólo ha ganado una, precisamente ante el mismo rival que en esta ocasión: el FC Barcelona. En aquella ocasión fue en Mónaco, sin embargo, esta vez el escenario es mucho más distinto.

Se trata de Tiflis, una de las ciudades que se encuentran más al Este del continente europeo. Fundada en el Siglo V, Tiflis sigue siendo el corazón industrial y cultural de Georgia, además de ser un núcleo importante en toda la región del Cáucaso. Su nombre viene de la palabra georgiana que significa ‘cálido’. El nombre tradicional en español de la capital de Georgia es Tiflis, no Tbilisi, tal como se recoge en el Diccionario panhispánico de dudas. Sin embargo, con motivo de la final de la Supercopa Europea, que disputarán Sevilla y Barcelona, y la selección española próximamente en Georgia, se observa una cierta vacilación en los medios a la hora de escribir el nombre de la capital de este Estado del sur del Cáucaso.

Según la leyenda local, dicho nombre viene de una anécdota del Rey Vakhtang I Gorgasali. Éste disparó a un faisán, y cuando el ave cayó lo hizo dentro de una terma en la que hervía el agua. Entonces, el monarca decidió crear una ciudad en ese mismo lugar. Hoy en día sigue habiendo numerosos baños termales en el barrio de Abanotubani, mientras que la famosa fortaleza de Narikala y el Monte Mtatsminda ofrecen unas vistas impresionantes de la ciudad. En cuanto a la gastronomía, la comida y el vino georgiano tienen una fama bien merecida.

Por Javier Martos y Manuel López

¿Qué ver en Tiflis?

La lejana ubicación de la capital georgiana respecto a España es el principal hándicap para todos aquellos aficionados sevillistas que se desplacen para acompañar a su equipo; se halla exactamente a 4.318 km de la capital de Andalucía. Georgia  está situada entre Asia y Europa, aunque tradicionalmente se la ha considerado europea.  Junto con Azerbaiyán y Armenia, es uno de los últimos países del Este del continente, situado justo entre el Mar Negro y el Mar Caspio. Fue una de las repúblicas de la Antigua Unión Soviética y, en la actualidad, empieza a abrirse tímidamente al turismo. Es muy difícil encontrar la ciudad que fuera derrocada y reconstruida tantas veces como la ciudad de Tbilisi. Afectada por la inacabable sucesión de destrucciones y restauración, no es fácil encontrar su antigua imagen. Se trata de una ciudad que ha tenido que regenerarse y renacer una vez tras otra, en distintas épocas a lo largo de la historia. El caso más reciente ocurrió el pasado mes de Junio. Una inundación provocó graves daños en la ciudad, incluida la fuga de animales de uno de los zoológicos que se haya en la capital georgiana. Actualmente, la situación se encuentra más controlada.

A pesar de su lejanía y desconocimiento, la ciudad de Tiflis o Tblisi se está convirtiendo en una de los destinos más visitables del Este europeo. Las callejuelas oscuras y adoquinadas de, con casas de teja roja, situada en la Ribera del río Kura, en un valle rodeado de colinas son una auténtica maravilla, que reflejan uno de los pasajes más típicos de la capital georgiana. La Ciudad Vieja, restaurada, comprende varias iglesias decoradas con frescos, entre ellas la catedral de Sion (siglo VI) o casas antiguas del siglo. También es una ciudad  repleta de cafés y tiendas de souvenirs. El Museo nacional georgiano presenta una colección de iconos, frescos y de porcelanas.

Desde viejo fuerte de Narikala, se pueden encontrar unas impresionantes vistas de toda la Ciudad Vieja. Algunos de los lugares más interesantes son el edificio de la Ópera, la Fortaleza Narikala, la Basílica Anchiskhati, la Catedral Sioni o el Barrio histórico de Metekhi, que se encuentra a 20 kilómetros de Tblisi.
Este pequeño país, a medio camino entre Asia y Europa, su territorio fue codiciado por persas, bizantinos, mongoles, otomanos y rusos sucesivamente. La Iglesia Ortodoxa Georgiana  es la confesión religiosa del país, y Miskheta es su sede y la ciudad que primero adoptó el Cristianismo, ya que era capital de Georgia cuando esta aún era Iberia. Quizás por ser sede de la Fe Ortodoxa Georgiana, Miskheta es una ciudad repleta de monumentos religiosos que hicieron que la UNESCO la declarara Patrimonio de la Humanidad. Los edificios más destacados son la Catedral Svetitskhoveli del siglo IV, aunque muy dañada y restaurada en varias ocasiones, y el Monasterio de Jvari del siglo VI, construidos ambos en el estilo arquitectónico religioso típico de la zona. Ambos edificios cuentan con inscripciones en georgiano antiguo, que dada la rareza del idioma, son un verdadero tesoro para los investigadores y filólogos.

Vista panorámica de Tiflis al anochecer | Foto: getyourguide.com

Vista panorámica de Tiflis al anochecer | Foto: getyourguide.com

Estadio

El Estadio Boris Paichadze Dinamo Arena será el que acoja la Supercopa de la UEFA de 2015 el 11 de agosto, un gran evento para una capital georgiana que presume de un gran patrimonio futbolístico y gastronómico.

Dicho estadio se abrió por primera vez en 1936 con una capacidad para 23.000 espectadores. Tras su renovación en 1976, la cifra aumentó hasta los 75.000. Actualmente caben 54.000 espectadores, todos sentados, tras sus últimas remodelaciones realizadas en el año 2007. Inicialmente se le bautizó con el nombre del antiguo jefe de la seguridad soviética Lavrenti Beria, y más tarde se le puso el nombre de Vladimir Lenin. Desde la independencia de Georgia en 1991 recuperó el nombre original de Boris Paichadze, un notable jugador del FC Dinamo Tbilisi que brilló en los años 40.

Interior del Estadio Boris Paichadze | Foto: elcorreoweb.es

Interior del Estadio Boris Paichadze | Foto: elcorreoweb.es

En su interior, el estadio presenta una estructura abierta, similar a la del Estadio Hampden Park de la final de Glasgow. Una enorme pista de atletismo separa el terreno de juego de la grada, cuyos asientos alternan colores como rojo, azul, verde, amarillo o blanco según la parte del estadio.

Cuando la UEFA eligió a Tiflis como sede de la Supercopa de la UEFA de 2015, muchos aficionados de la ciudad vieron esta ocasión como una oportunidad para cerrar un tema pendiente. El Dínamo de Tiflis debería haber jugado la Supercopa de la UEFA de 1981 tras ganar la Recopa de la UEFA, pero no pudo acordar una fecha con el campeón de la Copa de Europa, el Liverpool FC, para disputar el partido (ya le había ganado en Georgia 3-0 dos años antes).

La ciudad fue una de las sedes de la Copa Mundial Juvenil de la FIFA de 1985, y desde entonces no ha vivido partidos de entidad, aunque el ex jugador del Dínamo de Tiflis Kakha Kaladze (actualmente vicepresidente de Georgia) dio alegrías al país al ganar la UEFA Champions League como jugador del AC Milan en 2003 y 2007. Sin embargo, selecciones como Alemania, Inglaterra, Italia o Francia han sido testigos del gran ambiente que se vive en el Dinamo Arena en los choques internacionales.

El año 2015 está siendo deportivamente movido en Tiflis, ya que la capital Georgiana celebra el Campeonato de Europa de Halterofilia, el Gran Premio de Judo, el Festival Olímpico de la Juventud Europea, la Copa Tiflis de la IRB de rugby y el Campeonato del Mundo de Triatlón además de la Supercopa de la UEFA.

Vista lejana del escenario de la Supercopa |Foto: worldstadium.com

Vista lejana del escenario de la Supercopa | Foto: worldstadium.com

¿Cómo llegar?

El Estadio Boris Paichadze está situado en una zona céntrica de la ciudad, justo al final de la Avenida Akaki  Tsereteli , por lo que su localización no será difícil para los aficionados sevillistas.

El Aeropuerto Internacional de Tiflis está a 20 kms del centro de la ciudad, y está conectado con autobuses y trenes. Cabe destacar que Georgia tiene otros dos aeropuertos internacionales: el de Kutaisi (a 245 kms de Tiflis) y el de Batumi en el Mar Negro (a 380 kms de Tiflis). Para llegar por tren, la Estación Central de Tiflis es la mayor superficie ferroviaria de Georgia, y está tan sólo a un par de manzanas del Boris Paichadze Dinamo Arena. Hay servicios regulares desde Batumi (la Estación de Makhinjauri está a 13 kms del Aeropuerto de Batumi) y Kutaisi (la Estación de Samtredia está a 15 kms del Aeropuerto de Kutaisi).

Para el transporte público,  la mehor opción es el metro, ya que el estadio es equidistante a las estaciones de Tsereteli y Sadguris Moedani. También habrá autobuses que lleven al estadio en la Supercopa de la UEFA. Otra opción, cómoda aunque  requiera mayor tiempo es el desplazamiento por carretera. La nueva autopista E60 une Tiflis con las ciudades del oeste de Georgia. Se tardan cinco horas desde Batumi, y tres desde Kutaisi. Las carreteras a ambos lados del rio Kura hacen de Tiflis una ciudad cómoda para conducir.

Javier Martos

Periodista. Aprendí en Canal Sur Noticias. Puedes leerme en @NervioneoSFC y @RevistaSPGO. “El periodismo es el mejor oficio del mundo” (Gabriel García Márquez).

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Noticias