Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 3-0 Borussia Mönchengladbach

El fuego conoció a la gasolina

Los hispalenses llegaban a una cita marcada en rojo en el calendario, motivada por los resultados acontecidos en las últimas jornadas y, a base de una mezcla explosiva de movilidad y ritmo, doblegó a los alemanes del Gladbach en una exhibición de lo que puede llegar a realizar este conjunto.

Las dudas se disiparon gracias a que los centrales pasaron desapercibido como fruto de un gran trabajo por parte del sistema defensivo, a que Steven Nzonzi adquirió la trascendencia que el equipo necesitaba, junto a Krychowiak, como escudero, y a que las permutas de la mediapunta fueron satisfactoriamente completadas.

La afición sevillista celebra el gol de Konoplyanka con sus jugadores | Foto: AS

La afición sevillista celebra el gol de Konoplyanka con sus jugadores | Foto: AS

Unai Emery plantó la línea defensiva lejos de las inmediaciones de Sergio Rico, para, de esta forma, presionar por fuera y golpear por dentro gracias al escalonamiento en el que se encontraban Nzonzi y Krychowiak. El sistema defensivo, con un inicio dubitativo, fue de menos a más, y no tuvo que lamentarse en ninguna de las ocasiones de peligro que tuvo en este periodo de tiempo el equipo germano.

La única manera de inquietar a Sergio Rico, por parte del conjunto visitante, fue en las jugadas a balón parado que iban dirigidas al corazón del área. Esta sensación de peligro fue sustituida por una de dominio absoluto en clave sevillista a partir del primer penalti materializado por Gameiro, que permitió enfriar el partido y atacar más punzantemente a una defensa blanquinegra que, abajo en el marcador, se vio obligada a correr más riesgos.

Este adelantamiento de líneas ordenado por Favre, tuvo como consecuencia una presión considerable de la que, primero Nzonzi con robos y salida de balón, y, posteriormente, la mediapunta se encargó de eliminar y terminar de sentenciar a los de Mönchengladbach.

En lo ofensivo, ciertamente falto algo de finalización a pesar del resultado final. Se creó una ingente cantidad de ocasiones gracias a la presión en campo rival de los laterales y a un Banega con libertad que movía los hilos de creación. Volvió a funcionar el automatismo característico de que los interiores hiperpoblaran los pasillos interiores para dejar las bandas a Coke y Tremoulinas, siempre ayudados por fuera por un dinámico Kevin Gameiro que volvió loca a la retaguardia alemana.

A todo eso, hay que añadirle que, con mucho criterio, Unai Emery acertó plenamente en los cambios como se vio en el caso de Konoplyanka al marcar un golazo o en el del danés Krohn-Dehli en la tarea de pausar el juego.

El Sevilla olió sangre y atacó a su malherido rival en un partido que bien puede servir de motivación para los siguientes encuentros, en un partido en el que el fuego rojiblanco conoció a la gasolina.

Evolución táctica | Infografia: GrupoJoly

Evolución táctica | Infografia: GrupoJoly

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 17

Real Sociedad

Sevilla FC

Municipal de Anoeta

20/12/2017 · 21:30h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC
0 - 0
Levante UD

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis