Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Juventus 2-0 Sevilla FC

La deriva

Con la ilusión por bandera, tras el gran arranque europeo, el Sevilla FC se plantaba en el Juventus Stadium con el objetivo de puntuar ante un rival que aún no había ganado en casa y que mostraba una cara totalmente diferente en liga que en Champions. Pero esta ilusión fue eso, una ilusión, porque nada más pisar el tapete verde, se le hizo largo tanto el partido como la cantidad de metros a recorrer, hasta tal punto que sufrió lo que no hay en los escritos tanto en fase ofensiva como en la defensiva.

Por otra parte, el combinado rojo salió a la palestra prácticamente cansado, quizás por la falta de descanso de varios efectivos ante la semejante cantidad de nueve bajas, que los obliga a competir prácticamente dos veces en semana sin apenas tiempo incluso para entrenar.

Sorprendentemente, el conjunto hispalense salía al estadio transalpino con jugadores para formar el típico esquema de 4-2-3-1, pero, como observamos con el transcurso del envite, esos futbolistas se dispusieron en un claro 4-4-2 que nos recuerda al esquema utilizado hace dos años con Reyes actuando de punta móvil como ya hacía Rakitic.

Para anular los atisbos de velocidad sevillista, Allegri decidió alinear una defensa de cuatro (cuando normalmente es de tres), dentro de un 4-3-3, para así darle libertad a un Juan Cuadrado que, durante gran tramo de la primera mitad, desbordó y dotó de peligro a su equipo hasta que Krohn-Dehli, caído a banda, consiguió secarlo con numerosas ayudas a Tremoulinas. En la banda derecha, el ucraniano Konoplyanka no se sentía a gusto, ni defendía ni atacaba, y dado su escaso (y necesario) protagonismo, Emery lo cambió de banda, y, culpa de su falta de tensión en el marcaje a Cuadrado, Morata terminó rematando un centro en el que falla Sergio Rico por dos veces, al no salir para despejar y posteriormente ni tirarse, y otras tantas entre Andreolli y Krychowiak que se molestaron a la hora de defender, de forma muy blanda, el testarazo del ex madridista.

Este gol antes del descanso, en el peor momento posible, trastocó el guión de Emery para salir a la contra y, contra todo pronóstico, los nervionenses dieron un paso atrás para defender, sin arriesgar ni un ápice en la presión, y teniendo que emanar la figura del ‘juégalotodoKrychowiak, que decidió realizar un desgaste de empuje desde atrás que, dada la poca cooperación de sus compañeros, generaba pérdidas que aprovechaba la Juve para ocasionar daños.

Cuando tu delantero centro, impotente, solo destaca por su gallardía para recuperar el balón, algo mal estás realizando en fase ofensiva, y es que, dada la escasa capacidad de Nzonzi para dar una salida limpia de balón y abastecer a los puntas, Gameiro no pudo gozar de ocasiones de gol, pero sí que trabajó en servicio de su equipo.

Buffon se convirtió en un espectador Champions de lujo, ya que, en ningún momento, los alumnos de Unai lo inquietaron, siendo Konoplyanka el único que lo intentó, justo en el minuto 45, con un disparo fácil de atajar para el guardameta turinés. La entrada de Immobile y de Juan Muñoz, apenas solucionó nada puesto que, la falta de abastecimiento a los arietes, seguía viva, y su aparición fue casi simbólica.

El Sevilla da una imagen que carece de esperanza, en lo que parece la deriva nervionense.

Evolución táctica | Infografía: GrupoJoly

Evolución táctica | Infografía: GrupoJoly

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis