Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 5-0 Getafe CF

Mi gran noche

El encuentro de ayer fue digno de un título tan ‘raphaeliano‘ como el que hoy encabeza este análisis táctico. El guión fue inmejorable, pero, a priori, el partido se contemplaba como algo complicado puesto que los pupilos de Escribá se presentaron en el Sánchez Pizjuán muy arropados, sin presión media ni dejar espacios a aprovechar por la mediapunta local. Fue Konoplyanka el que destrozó ese plan al atraer numerosos rivales por fuera para, en ocasiones, desbordarlos o, en la mayoría de los casos, para dejarle los pasillos interiores libres a un Banega que cada día muestra mayor atino en la elección de las opciones y de los movimientos.

Desde luego, tras un periodo de aclimatación necesario, Yehven Konoplyanka, como en Manchester, decidió coger los galones del equipo dirigido por Emery, haciendo, sin exagerar, salvando las distancias, lo que hace Messi en el Barcelona: Recibir, encarar, agrupar a efectivos rivales a su alrededor y, acto seguido, poner sus virtudes al servicio de las de sus compañeros.

IMG-20151025-WA0013

En el plano defensivo, seremos muy escuetos puesto que el partido de ayer no se puede valorar realmente, al no exigirle el conjunto azulón a los sevillistas prácticamente nada, con esa defensa tan atrasada que generaba un repliegue excesivo de su equipo, y que, por ende, alejaba las posibilidades de ataque. Partido plácido en el que los robos de Iborra se vieron incluso incrementados con la entrada de un Nzonzi que en los dos partidos disputados esta semana ha mostrado una actitud bastante correcta, sin cometer fallos.

Centrándonos en el ataque, podríamos decir que Gameiro realizó un trabajo diferente al que normalmente nos tiene acostumbrados. En los últimos encuentros, su acometido se basaba en caer a las bandas con dinamismo y movilidad, pero en el día de ayer, vimos a un gabacho con sangre de ratón de área, con el oportunismo necesario de un ariete de equipo grande. Así logró su primer hat-trick en la Liga BBVA, con astucia (gol a pase de Banega), oportunismo (primer gol) y punch (gol de penalti).

El resto del juego ofensivo local recayó en Vitolo por un lado, y por otro en Banega y Konoplyanka. El canario, con buenas conducciones y asociaciones al introducirse hacia dentro, generaba espacios por su banda para que el colosal ayer, de largo recorrido, Mariano Ferreira se introduciese por dicho carril, dotando así de profundidad a su equipo por el flanco derecho. Konoplyanka y Banega actuaban de la mano, al hacerle el ucraniano una especie de ‘aclarado’ al argentino, atrayendo a rivales y dejando el centro del campo prácticamente huérfano de defensores madrileños.

El dinamismo del ex del Dnipro volvió locos a los getafenses, que veían impotentes cómo, en el uno contra uno ante él, siempre salían perdiendo. Desde mi humilde opinión, nunca se ha visto un driblador (tan bueno) de este tipo en Nervión. Impresionante.

De esta forma, parece que los sevillistas adquieren reconocimiento basado en un estilo de juego, y cogen confianza para las importantes citas futuras que ahora vienen, de las cuales, ante la incertidumbre, solo podemos decir, como diría Raphael: ¿Qué pasará? ¿Qué misterios habrá? Puede ser mi gran noche.

Evolución de ambos onces a lo largo del encuentro | Infografía: Marca.com

Evolución de ambos onces a lo largo del encuentro | Infografía: Marca.com

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis