La derrota que ningún aficionado quiere… Así ha sido la de esta noche, en el último minuto de partido y cuando se tenía el partido en el bote. El Sevilla se va de Manchester con las manos completamente vacías, aun habiendo hecho un grandísimo partido. Cuando el partido hacía indicar que los rojiblancos lograrían un valioso punto, tras un esfuerzo titánico por superar al campeón de la Premier, todo ha quedado en nada. El entrenador Unai Emery ha comparecido en rueda de prensa al término del partido y así analizaba un más que injusto resultado: «El equipo ha vivido bajo una inercia, el querer ganar desde el principio hasta el final. Nos pasó al final. Lo hablaba con Krychowiak. La parte en la que él asumió un riesgo y perdió la posesión. Él estaba confuso. Yo no le puedo reprochar que quiera montar otro ataque porque fue lo que hicimos durante todo el partido. Es cierto que luego hay un aprendizaje e igual te vale hacer una falta y parar el partido».

Sobre Konoplyanka, el mejor del Sevilla sin duda en el día de hoy, ha dicho lo siguiente: «Estoy contento en su adaptación y, sobre todo, en su voluntad. Quiere ser importante. En la banda izquierda ha estado muy bien en el ataque-defensa con Tremoulinas. Hace unos meses le costaba más». Por otra parte, Emery ha hablado sobre las opciones que tiene aún el Sevilla de pasar como segundo de grupo: «¿La segunda plaza? Jugamos en nuestra casa, con nuestra afición. Nuestro estadio es algo especial. Ganando el siguiente partido estaríamos ahí. Ahora tenemos que analizar el partido y nos dará un proceso de enseñanza a corto plazo. Estamos frustrados por perder. Después del partido ante el Juventus sí tuve una impotencia. No tiramos ni un córner. Hoy el resultado me aleja de lo que quiero, pero sí encontramos una serie de aspectos que me hacen pensar que estamos creciendo. Creo que hemos tirado nueve córner. Eso quiere decir que hemos llegado a su portería. Necesitábamos un partido perfecto y nos faltaron algunos detalles«. Finalmente, el técnico vasco se ha referido a los cambios; concretamente, de Banega decía: Banega viene de una lesión. Necesitábamos su juego, pero también una capacidad defensiva importante”.