Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 1-3 Manchester City

Huyendo contigo de ti

La gente espera toda la semana el viernes, todo el año el verano, y toda la vida la felicidad, y el Sevilla esperó, durante todo el partido, un error del City que pudiera darle vida en esta competición, pero ni la predisposición local era la necesaria para cumplir ese objetivo, ni el City puso tantas facilidades como su rival, al mostrar una solidez defensiva que, a estas alturas de campeonato, lo mantiene en lo más alto de la tabla clasificatoria de la Barclays Premier League.

La posición de Yayá Touré y Fernandinho | Foto: Álvaro de Grado

La posición de Yayá Touré y Fernandinho | Foto: Álvaro de Grado

La falta de actitud nervionense y el potencial físico-técnico (e incluso psicológico) de los citizens se unieron en lo que podemos calificar como una campaña a favor de una exhibición táctica de Manuel Pellegrini, siendo su equipo muy superior en la totalidad de minutos del encuentro.

El envite que se marcó el combinado inglés, en lo táctico, fue muy sencillo a la par que sublime. Únicamente decidió carecer de un ente creador-organizador como Kevin De Bruyne para dotar de carácter físico a su once inicial, el resto del planteamiento fue fútbol: las anticipaciones al corte de Otamendi y Kompany, el equilibrio de Fernando al cubrir la espalda de dos centrocampistas de ida-vuelta como Fernandinho y Yayá Touré, la velocidad exterior de Navas y Sterling, y, cómo no, la inteligencia de Bony para poner sus dotes físicas al servicio de un arsenal mediapuntístico mucho más técnico que él, en una tarea en la que siempre salía beneficiado.

Como vemos en la imagen anexa, y como el propio preparador chileno reconoció en sala de prensa, el Manchester City salió al tapete verde del Sánchez Pizjuán con alma posesiva, al sacar un trivote exento de creación, pero no de empuje que llevó a que las pérdidas locales en campo propio se sucedieran una tras otra en favor del omnipresente Yayá Touré y, del goleador ayer, Fernandinho. Este posicionamiento tan, relativamente, adelantado de los midfielders del City, llevó a que Banega acusara la falta de socios y prácticamente se viese diluido en la trampa celeste.

Lo físico no fue únicamente en lo que ganó el conjunto sky blue al sevillano, también se llevó el cinturón de los pesos pesados a la sorpresa. Los rojiblancos, en ningún momento, supieron cómo abordar tal ataque puesto que no sabían si, de una u otra manera, el City atacaría por el carril interno o percutiría por fuera: a veces Navas y Sterling, con gran dosis de dinamismo conectando con el menor de los Touré, hacían mucho daño por dentro, mientras que, en otras muchas ocasiones, los mismos extremos celestes le buscaban las cosquillas a unos laterales sevillistas que reculaban hasta dejar espacios que auguraban peligros, normalmente, en forma de centro como el que vimos en el tanto de Bony, al recibir ante una ingente cantidad de contrarios sin que estos hicieran nada.

En el plano defensivo, en el segundo acto, la ruptura del centro del campo no se notó tanto como en el primero, al tener los locales posesiones más largas y, por ende, más controladas con la entrada de Krohn-Dehli. Quizás este movimiento estaba totalmente provocado por el retraso de las líneas visitantes, en busca de una posible contra que terminara decantando el duelo (aun más) hacia su lado, pero Sergio Rico no defraudó.

En ataque, el equipo español ‘estuvo en el campo’ alrededor de 10 minutos tras el sofocón inicial, minutos que dieron hálitos de esperanza con tímidas subidas de los (tan importantes en el esquema de Emery) laterales que llevaron a ocasiones como la desperdiciada por Llorente ante Hart, o al tanto de Tremoulinas, con un gran autopase y asistencia del damnificado en los dos primeros goles, Jorge Andújar ‘Coke’. La reacción sevillista duró hasta un excelso cabezazo de Kolo que acabó parando Hart y fallando, en el rechace, un Vicente Iborra que ni atacó ni defendió, al tener unos sorprendentes números para un centrocampista en su comparecencia: 9 balones tocados en 45 minutos.

Con un repliegue parecido a lo que hace un acordeón, el equipo de Manchester comenzó a llevarse la batalla hacia su lado, hasta que el ‘Mariano por Coke’, el lateral por lateral, cobró más sentido que nunca, para abrir el campo y dotar de profundidad al equipo, efectos que claramente consiguió, pero ninguno de los buenos centros del brasileño alcanzó la testa de algún jugador de blanco ante la gran actuación del eje de la zaga fosforita.

De cierto modo, ayer hubo una esporádica deulofearización de Konoplyanka durante todo el encuentro. Al contrario que en Etihad, no puso sus virtudes al servicio del equipo, pisando el balón innumerables veces como si de un jugador del Inter Movistar se tratara, y desperdiciando oportunidades para centrar o disparar, con la posición ya ganada, realizando recortes estériles que se perdían en un mar de nada.

El único punto positivo quizás, junto a la garra de Krychowiak, fue para el aclamado Ciro Immobile, que se movió por todas las parcelas del campo haciendo desmarques ‘no correspondidos’ por sus compañeros, aunque, en un partido como el de ayer, la intención es lo que cuenta.

El conjunto dirigido por Unai Emery intentó huir de unos fantasmas del pasado que lo acompañaron en ese camino hacia la derrota, poniendo bastante complicada la continuidad hispalense en la máxima competición continental.

Evolución del once de Emery ante el City | Infografía: GrupoJoly

Evolución del once de Emery ante el City | Infografía: GrupoJoly

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

Amistosos - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

21/07/2018 · 18:00h

La Liga TV

Más en Análisis