Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Deportivo de la Coruña 1-1 Sevilla FC

Sin cara

Es complicado realizar un análisis táctico sobre un equipo que, a lo largo de esta campaña, ha tenido mil caras, pero no en el sentido positivo como el pasado año, sino en el malo, porque este equipo parece haber perdido la imprevisibilidad metamórfica que temporadas atrás lo caracterizó dándole titulos como las dos últimas Europa League. Imagen muy pobre de un Sevilla que, fuera de casa, no termina de confirmar las sensaciones que, en cambio, sí tiene en su feudo.

En defensa, el Deportivo no exigió en demasía a un equipo hispalense que trató de evitar las embestidas rivales siendo posesivos. Como decía Cruyff “si tenemos el balón, es imposible que ellos lo tengan, por tanto, no nos pueden crear ocasiones de gol”. Y así fue, no tuvieron muchas ocasiones los gallegos como se pretendía, solo tuvieron tres ocasiones claras, pero la creación quedo eximida a la más absoluta nada. No había ideas.

Rico sale de puños ante una ofensiva gallega | Foto: La Voz de Galicia

Rico sale de puños ante una ofensiva gallega | Foto: La Voz de Galicia

N’zonzi completó una primera mitad bastante buena, sacando la pelota desde atrás y rompiendo las líneas de presión rivales como ante el Valencia, pero, una vez llegado el esférico a Krohn-Dehli, este se veía solo, no encontraba apoyos y se veía obligado a ralentizar un ataque que ya de por sí era poco sorpresivo.

No se llevaba el peligro, pero, al menos, se tenía el control, siendo una falta alejada que botó en un témpano de hielo, la culpable del uno a cero deportivista. Desde ese momento hasta el final del cara a cara, Kolo se mostró inestable en todo momento, sin hacer gala de su buen desplazamiento en largo y teniendo que ser asistido en numerosas ocasiones por su compañero en el centro de la zaga, Adil Rami.

ataqueEn fase ofensiva, el Sevilla, careciendo de su brújula predilecta Ever Banega, potenció los costados (sobre todo el diestro) con dos laterales de perfil ofensivo que permitieran crear superioridad numérica por fuera para terminar rematando por dentro. Para desarrollar ese juego hacían falta dos cosas: un delantero alto (como Fernando Llorente) que remate los centros, y que la segunda línea se sume al ataque. Pues bien, ninguno de estos factores se cumplió y, por lo tanto, el plan de Emery fracasó.

Gameiro se sintió en una isla en todo momento, sin ser asistido, y viendo que sus contactos con el balón era mínimos decidió caer a ambas bandas, propiciando esto que nunca hubiera un rematador en el área. Así imposible meter gol.

Con la entrada de Llorente, se esperaba que, al menos Konoplyanka permaneciera en el campo para abastecer al riojano, pero, ante todo pronóstico, salió del campo dejándole su lugar a Reyes, futbolista más de jugar por  dentro que por fuera. Cuanto menos cambios extraños que tuvieron su culmen en el resultado más justo, el empate, al rematar Iborra un balón asistido por Fernando Llorente con el pecho, siendo el suplente de la Liga BBVA que más participa en los goles de su equipo.

En definitiva, punto insatisfactorio para los pupilos de un Unai Emery que ve como la racha negativa fuera de casa se alarga y se alarga, sin cambiar un ápice las sensaciones.

Evolución táctica del Sevilla FC en Riazor | Infografía: Marca.com

Evolución táctica del Sevilla FC en Riazor | Infografía: Marca.com

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

International Champions Cup - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

20/07/2018 · 20:05h

La Liga TV

Más en Análisis