Con sabor a Navidad

Con el campo hasta la bandera, el Sevilla quería cerrar el año bien ante un rival que llegaba a tierras hispalenses en horas bajas con un nuevo técnico.

Con largas posesiones, Banega, Vitolo e Immobile conectaban incesantemente con gran profundidad, algo que, de cierto modo, hacia prever un tempranero gol. Y así fue, tras tres ocasiones en rojiblanco que acabaron en ‘uy’ de la grada local, Immobile aprovechaba el rechace de un disparo de Vitolo para poner el uno a cero.

En ese momento, el equipo de Emery retrasó las líneas, dejó el balón en los pies de los catalanes, y buscó con ahinco la contra que pusiera mas tierra de por medio en el marcador.

El Espanyol tenía un leve dominio pero no creaba peligro, y, en cada robo, Mariano generaba superioridad numérica por fuera que no terminaba de ser aprovechada para marcar el segundo gol. Este ansiado segundo tanto llegó gracias a una cabalgada de Mariano para asistir al inteligentísimo Banega para que este definiera con un disparo bajo las piernas de Pau López.

El primer acto terminó con una jugada de tiralíneas sevillista que fue culminada con un cabezazo de Immobile que, al tratar de ajustarlo en exceso al palo, no encontraba portería.

Los segundos cuarenta y cinco minutos fueron otra historia, falta de intensidad y velocidad por parte de los nervionenses, como lleva pecando durante toda la campaña.

El único que aprovechó para cambiar el rumbo del envite fue Cristoforo, futbolista que robo, jugó e hizo jugar, y que incluso llama a las puertas de la titularidad, aprovechando la ausencia hoy del líder Krychowiak.

De esta manera, el marcador pudo ser muchísimo más amplio con ocasiones en los pies de Gameiro, Krohn Dehli o Reyes que no inquietaron en exceso al portero perico.

Sin sobresalto alguno, el partido acabó con alegría para unos sevillistas que terminan el año igual que lo empezaron con muchas ansias de luchar por cotas más altas a las que está optando ahora.

La Navidad llegó a Nervión en forma de Cristoforo, Vitolo e Immobile. Buenas noticias que, unidas a la vuelta de Carriço, auguran tiempos más positivos en tierras de la Giralda.

IMG-20151230-WA0057