Victoria para crecer

Salía el Sevilla FC a escena con el positivismo y la motivación que conlleva ganarle al subcampeón de la UEFA Champions League, la Juventus. Salía también con la obligación de vencer y convencer ante un equipo que, bien forjado por Abelardo, fuera de Gijon es mucho más Sporting.

La primera parte fue de dominio compartido, o, mejor dicho, de dominio en tierra de nadie, eso sí, con los sevillistas más posesivos que su rival. Banega abrió la veda con un disparo lejano desde el pico del área que salió rozando la portería defendida por Cuéllar, algo a lo que respondía con un tiro lejano Omar Mascarell.

Se sucedían las triangulaciones, pero todas eran estériles, sin profundidad, y los hispalenses se veían obligados a arriesgar adelantando las líneas, y todo riesgo conlleva sus ventajas y desventajas.

La ventaja de ello era que se robaba con relativa facilidad en posiciones adelantadas, lo otro que, cuando se generaban pérdidas, dejaban en posiciones favorables para el ataque asturianos a gente rápida como Ndi o Jony. De esta situación salieron dos cosas: Halilovic ponía el miedo en el cuerpo de los aficionados locales al aparecer por dentro, y Kolo se llevaba la primera amarilla del partido por agarrón.

Los tediosos últimos minutos llevaron a una grata afianzación del juego rojiblanco, con las mismas triangulaciones pero con diferente finalización, al mover bien por dentro y salir por fuera con Mariano normalmente, poniendo centros como el rematado por Llorente, siendo quizás esta la mejor ocasión de la primera parte.

La segunda parte fue otra historia con la entrada de Konoplyanka por N’zonzi y el paso de Krohn-Dehli al carril interior. El mejor ejemplo de ello fueron dos tiros lejanos que empalmó el ucraniano y que, obviamente, fueron despejados por un colosal Cuéllar.

Se mejoró en las triangulaciones, el Sporting no llegaba a los duelos individuales, se tenían ocasiones, pero Cuéllar seguía parando hasta que, en un centro de Mariano, el colegiado Del Cerro Grande decretaba pena máxima tras un agarrón sobre Llorente que llevaba implícita la expulsión de Hernández. Fue el recién entrado Gameiro el encargado de adelantar a su equipo al lanzarlo, y, posteriormente, poner más tierra de por medio con un cabezazo a centro de Konoplyanka. Banega casi puso el tres a cero, pero el palo repelió su disparo.

Los últimos compases del partido se antojaron exhibitivos para unos locales que ya pueden permitirse tener la cabeza puerta en el derbi, tras un gran partido frente a su afición. Tres puntos más para el necesitado casillero.

Ficha técnica

– Sevilla FC: Rico; Mariano, Rami, Kolo, Escudero; N’zonzi (Konoplyanka), Krychowiak, Banega, Krohn-Dehli, Vitolo (Gameiro); Llorente.

– Real Sporting: Cuéllar; Hernández, Meré (Menedez), Bernardo; Mascarell, Halilovic, Cases; Ndi (Rachid), Jony; Guerrero (Lora).

Tarjetas

– Amarillas: Kolo, Banega; Ndi, Hernández (2).

  • Rojas: Hernández.