Sin sobresaltos

Con el partido sentenciado ya en La Rioja, el Sevilla se tomaba este partido como un mero trámite, teniendo la cabeza en el derbi que se disputará este sábado en el Estadio Benito Villamarín. A pesar de todo esto, los sevillistas salieron con sumo respeto hacia un rival que no le perdió la cara al partido en ningún momento y que ha dignificado su participación en todos los aspectos.

Salía Emery con un once repleto de efectivos con pocas apariciones en liza, como por ejemplo Kakuta o el mismo Immobile. El comienzo, a pesar de estar todo finiquitado, fue bastante fulgurante con un remate de cabeza de Diego González al larguero que precedía al primer tanto, al gol de Ciro Immobile a pase de Iborra.

Desde ese momento hasta el minuto 39, las triangulaciones locales se sucedieron, sin una presión excesiva del combinado blanquiazul hoy. Los laterales subían, N’zonzi destruía y creaba, Reyes estaba en su salsa, y no había rastro de ofensivas norteñas. Otro remate de cabeza, esta vez en un córner, de Diego al palo derecho de Fermín hacía preveer que los nervionenses pondrían más tierra de por medio en el marcador, y así fue, en una falta provocada por Kakuta de la cual Reyes se encargó de materializar con un zurdazo inalcanzable por el mencionado meta visitante.

Si de por sí el envite era un mero trámite, la segunda mitad fue el trámite del trámite. El marcador no se movió, los sevillistas no quisieron hacer más daño a un rival que estaba viviendo un sueño, y se dedicó a pensar en lo que iba a suceder en el estadio del vecino de la ciudad, el Real Betis.

No hubo tensión en ningún choque y fue un partido totalmente limpio hasta que, primero Coke con una amarilla y luego Iborra con roja directa, ambas discutibles, daban una imagen diferente de la realmente exhibida. El valenciano cumplirá sanción en Copa del Rey y su participación en la jornada liguera que se avecina no peligra.

En definitiva, gestión sevillista impecable en todos los aspectos para así llegar con la moral por todo lo alto al vital encuentro de liga ante el Betis. Parece que, sin sobresaltos, este equipo se está pareciendo más a lo que quiere Emery.

onces