Ha costado pero se ha hecho lo que había que hacer: ganar. El Sevilla supera por 2-0 al Sporting en la segunda parte y llegará al derbi con 22 puntos en busca de una nueva conquista del feudo verdiblanco que lo relance en la tabla. El entrenador Unai Emery ha comparecido en rueda de prensa al término del partido y se ha mostrado muy satisfecho por haber hecho los deberes a pesar del primer tiempo que se ha hecho: «Era un partido difícil, ya lo advertí ayer. El Sporting ante el Atlético perdió en el 93 y en Vigo en el 84, les respetábamos mucho, en el primer tiempo estábamos cimentando que no nos llegaran a portería, aunque estuvimos mas espesos. En la segunda, la entrada de Konoplyanka le ha dado vías de acceso, hemos empezado a someter al Sporting, y la jugada del penalti nos ha abierto el partido. A partir de ahí nos llevamos la satisfacción de llegar a los 22 puntos, además de que el equipo no encaje goles. El Sporting es un equipo que compite, son muy solidarios, no es fácil mantener el ritmo. Era clave el primer gol. Hemos estado muy espesos. El por qué lo analizaremos. Había que tener paciencia y jugar los 90 minutos”.

El técnico vasco ha resaltado a su vez la importancia de poner a Krychowiak en el once: «Es difícil plantear una contradicción. Competir al máximo en cada partido. Si yo me plantease que un jugador con riesgo de suspensión tuviese en cuenta una tarjeta, ya mi mensaje no iría en ese nivel competitivo que quiero transmitir internamente. Otra cosa es que con el resultado a favor lo hiciera para dar descanso o cambiar algo del partido. Si lo hiciese por la tarjeta me estaría traicionando«. Por su parte, Emery deja claro que está centrado en el partido a partido: «Iremos partido a partido, el martes jugamos con el Logroñés en casa, con nuestra afición. Tenemos una responsabilidad grandísima. Tenemos que hacer un buen partido, transmitir esa intensidad de cara al que venga para que disfrute. Respecto al derbi, afrontamos gracias a esta victoria el partido con optimismo y alegría».