Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Atlético de Madrid 0-0 Sevilla FC

Ideas claras

Equipos como Levante o Sporting ya habían puesto de manifiesto esta temporada que el mejor plan para sacar algo del Vicente Calderón era ponerle un espejo delante de las narices atléticas, resaltando, como podemos ver en los marcadores finales de ambos partidos, la difícil tarea de darle continuidad durante los 95′ a ese despliegue físico que tal sistema necesita desarrollar.

Asimismo, el Sevilla supo en todo momento cómo tenía que jugarle al líder de la Liga BBVA, algo que, obviamente, no es sinónimo de fútbol bonito, pero sí de balompié inteligente.

Control aéreo

El Atlético de Madrid es un equipo que, a pesar de no llevar ningún tanto en jugada de estrategia esta temporada, juega al alza con los balones aéreos para dominar así uno de los registros más trascendentes en tan importantes batallas celebradas en el centro del campo colchonero cada partido.

Para contrarrestar ese potencial rival por arriba, Emery decidió dar entrada a gente de gran tallaje como N’zonzi, Krychowiak, Rami, Carriço o Llorente, algo que francamente salió a la perfección puesto que no hubo un desequilibrio en esféricos ganados en el aire hacia ninguno de los dos lados.

Sobre todo, la pareja de centrales estuvo muy bien, formando un tándem inflexible que permitía llegar a todas las pelotas antes que el contrario e imponerse al corte ante gente tan rápida y letal arriba como Antoine Griezmann o Correa.

La muralla del pelotazo

El mero hecho de querer calcar lo que tenía enfrente hizo que los nervionenses dispusieran una serie de líneas muy juntas en campo propio para evitar huecos en forma de fugas para el dinámico Griezmann y su normalmente asistente Koke.

Esto hizo que el combinado madrileño adelantara la línea defensiva hasta el centro del campo, generando de esta forma menos espacios debido a la masificación en territorio sevillista, propiciando esto la lógica falta de ocasiones claras por parte de ambos bandos, a excepción de un tiro de Saúl al palo diestro de Rico y un disparo envenenado de Banega al larguero.

Ante dichas circunstacias, los hispalenses no tuvieron el necesario don de parar la pelota y manejar los tempos como de costumbre hace Éver Banega, llegando al extremo de poner balonazos a la más absoluta nada como si el balón les quemase en los pies.

También cabe mencionar la genialidad de Emery al recuperar el doble lateral, esta vez en la siniestra, con Tremoulinas y Escudero intercambiando sus posiciones con el fin de cerrar una de las vias de ataque más potentes en el conjunto capitalino cuando los encuentros se atascan: la banda de Juanfran Torres.

Para finalizar este apartado, es digna de alabanza la evolución experimentada por el meta visitante Sergio Rico. En el estadio atlético se doctoró ante la atenta mirada de Toni Grande y Vicente Del Bosque, con grandes paradas que certificaron el empate final.

Cambios acertados

Fernando Llorente completó quizás su mejor partido con el escudo del Sevilla en clave de juego, ayudando mucho al centro del campo, ganando la mayoría de envites aéreos a dos centrales top y, en definitiva, descargando el juego hacia las bandas cuando era posible. Pero tras la expulsión de Vitolo y el excesivo adelantamiento de líneas rojiblancas antes comentado, se necesitaba velocidad y movilidad arriba para agotar los posibles caminos hacia la victoria. Gameiro cumplió con las premisas dadas y no sólo cayó a las bandas para desahogar, sino que también logró desactivar muchos ataques adversarios con ayudas defensivas.

Muchos criticaron el cambio de Banega cuando más estables estaban los andaluces, pero lo que sí es cierto es que el argentino realizó un despliegue físico descomunal presionando durante toda la primera mitad que repercutió en altibajos en su juego. Esto, unido a la necesidad de refortalecer el juego interno, llevó al técnico de Hondarribia a introducir a un Cristóforo que, actuando de interior diestro para tapar la banda libre del expulsado Vitolo, contribuyó a aguantar las embestidas de un toro muy físico con un estilo de juego muy definido que, como se vio en el campo, le sirvió al Sevilla para llevarse un punto con sabor a victoria en tierras madrileñas.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 4

Sevilla FC
0 - 2
Getafe CF

Próximo partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC

St Lieja

Ramón Sánchez-Pizjuán

20/09/2018 · 18:55h

GOL

Más en Análisis