Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Granada CF 2-1 Sevilla FC

Malos hábitos

Los sevillistas se enfrentaban a un Granada que en los últimos tiempos había mostrado un pobre bagaje tanto en resultados como en juego, y la situación de estos últimos quedó revertida totalmente en un planteamiento hispalense calcado al realizado contra Las Palmas hace apenas unos meses.

La pareja Iborra-Krychowiak y los pelotazos a Llorente

Si por algo se ha caracterizado este Sevilla de Emery en esta campaña es porque no conoce otro camino de creación que el comandado por Ever Banega. Como en un gran número de partidos fuera, el argentino se quedó en el banquillo, un lujo que este equipo no se puede permitir si desea luchar por cotas más altas.

Ante el tan repetido experimento de situar a dos mediocentros defensivos en un 4-4-2, los aurinegros ayer volvieron a salir escaldados de él. Iborra y Krychowiak son dos futbolistas planos en facetas de elaboración y que carecen del potencial de dar un paso al frente que por ejemplo sí tenía Mbia. Al ser un mediocentro tan plano en términos tácticos, el Granada, con intensidad, lo ganó desde el minuto uno al crear superioridad con Peñaranda y verse la salida de balón sevillista transformada en una ingente cantidad de balonazos al desasistido Llorente, que veía como, al ser defendido por varios defensas rojiblancos, no podía hacer nada.

Otra historia con Cristóforo y Banega

Viendo que Success y Peñaranda se movían a su antojo por la zona media y la mala salida de pelota nervionense, Cristóforo y Banega se antojaban esenciales para salir ilesos de lo que parecía una noche aciaga en juego.

Los sudamericanos cambiaron la cara a su equipo hasta tal punto de que los laterales se convirtieron en los elementos que tan importantes son. Se hicieron con la posesión, sacaron la pelota desde atrás sin problemas y Banega marcó los tiempos como él sólo sabe hacer. Este cambio de imagen fue notable pero insuficiente para, al menos, un empate.

Gameiro y el gol

Una vez el Sevilla encontró las vías necesarias para hacer daño a los pupilos de Sandoval, Gameiro pudo hacer gala de sus desmarques a las bandas de manera excepcional, gracias sobre todo a un genial Reyes que lo intentó llegando desde segunda línea.

Lo hace bien, pero de cara a puerta anda gafado, lejos de mostrar las ganas que, en cambio, sí que muestra un Ciro Immobile que como en otros análisis dijimos, está por encima de sus competidores por el ‘9’ sevillano que tan caro

Partido de sensaciones encontradas del que borrar las de la primera mitad y aprender de las de la segunda para, como dice Emery, crecer.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 4

Sevilla FC
0 - 2
Getafe CF

Próximo partido

UEFA Europa League - Jornada 1

Sevilla FC

St Lieja

Ramón Sánchez-Pizjuán

20/09/2018 · 18:55h

GOL

Más en Análisis