AÑO NUEVO, PASÓ LO DE SIEMPRE

De nuevo el Sevilla volvió a decepcionar a los más de 1500 aficionados que se habían desplazado desde la capital andaluza a la ciudad de la Alhambra para ver a su equipo. Los de Unai Emery, firman una primera vuelta nefasta lejos del Ramón Sánchez-Pizjuán, en la que tan sólo han conseguido cosechar cinco puntos en forma de empate. Sorprendió un once sin la presencia del internacional argentino Éver Banega y con dos puntas, como Kevin Gameiro y Fernando Llorente.

Tan sólo un intento de remate de tacón de José Antonio Reyes y el gol de Vitolo sobre la bocina fueron las únicas ocasiones que inquietaron a los aficionados del conjunto nazarí antes de que ambos cuadros desfilasen por el túnel de vestuarios. Por lo demás, todo fueron alegrías para los granadistas allí presentes, que vieron como su equipo golpeaba hasta dos veces sobre la mesa y se iba con una ventaja injusta para los méritos realizados sobre el césped. Los goles, obra de Success y Peñaranda vinieron propiciados por la gran cantidad de espacios que los sevillistas dejaron a los locales para maniobrar en ataque y por errores infantiles a la hora de sacar el balón jugado.

Fue en la segunda parte cuando el técnico de Hondarribia introdujo al campo a Cristóforo y Banega, dos de los hombres más destacados en el partido anterior ante el RCD Espanyol y que para la mayor parte de la afición, merecían estar en el once. Si bien el Sevilla consiguió volcar gran parte del juego sobre la meta del arquero Andrés Fernández que realizó algunas intervenciones de primerísimo nivel, tampoco supieron encontrar los blanquirrojos el atino suficiente para conseguir siquiera la igualada en el marcador del Nuevo Los Cármenes. En el banquillo aguardó su tiempo el italiano Ciro Immobile que no tuvo minutos en un partido en el que precisamente faltó el gol de nuevo y en el que se marraron múltiples ocasiones, la mayoría de ellas en las botas de Gameiro. El partido llegó a su fin tras unos minutos en los que el Sevilla se vio mermado por la expulsión de Adil Rami por doble amarilla, con una tarjeta dudosa que el club reclamará casi con toda probabilidad.

Esta nueva derrota deja al Sevilla en mitad de tabla y a la expectativa de los resultados de rivales que ahora mismo se sitúan por delante, desperdicia el pinchazo de Celta y el partido directo entre Villarreal y Deportivo de La Coruña y es sobrepasado por el Eibar tras su victoria en el Benito Villamarín. Los de Unai Emery siguen sin conocer la victoria fuera de casa y no podrán hacerlo ya hasta la segunda vuelta, en la que esperan visitas de primer nivel a campos como el Camp Nou, Mestalla, Vicente Calderón, Santiago Bernabéu o el Nuevo San Mamés. El equipo trabajará desde mañana de cara al derbi del próximo miércoles en Copa del Rey ante el Real Betis Balompié.

Ficha técnica

Alineaciones:

  • Granada CF: Andrés Fernández; Mainz, Lombán, Doria; Foulquier, Edgar, Rubén Pérez, Krhin (Uche 72′); Rochina (Fran Rico 77′), Success (El Arabi 89′) y Peñaranda.
  • Sevilla FC: Sergio Rico; Mariano (Konoplyanka 73′), Kolo, Rami, Escudero; Krychowiak, Iborra (Cristóforo 46′), Vitolo, Reyes, Llorente (Banega 46′) y Gameiro.

Banquillo:

  • Granada CF: Kelava, Salva Ruiz, Uche, Fran Rico, Javi Márquez, Robert Ibáñez y El Arabi.
  • Sevilla FC: David Soria, Carriço, Coke, Cristóforo, Banega, Konoplyanka e Immobile.

Árbitro: Undiano Mallenco, colegio navarro. Enseñó amarillas a Edgar y Success por parte de los locales y a Mariano por parte del Sevilla. También expulsó de forma rigurosa a Rami por doble amonestación.