Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | FC Basilea 0-0 Sevilla FC

Sin profundidad

Visitaba el Sevilla el estadio donde se disputará la final de la misma competición que tocaba disputar, un lugar donde el Basilea gestó una gran remontada ante un hueso duro como venía siendo el Saint Ettienne. Los de Emery, carentes de ideas, se dedicaron a deambular por todo el campo sin llevar peligro al área rival mediante posesiones muy largas que eran ejecutadas lejos del área defendida por Vaclík.

Posesiones estériles

El plan de la primera parte era tener el balón y construir los ataques con la calma que ha de tener siempre un equipo que parte como favorito para, así, defenderse de la manera más eficaz. En definitiva, con ese guión trazado por Emery se pretendía cansar a los locales mediante la exigencia de movimientos muy bruscos y cansancio mental propiciado por la concentración que obliga a tener la teórica superioridad que, sobre el papel, tenían los españoles.

El balón se movía de un costado a otro pero, dada la cantidad de azulgranas aculados en campo propio, ni Vitolo ni Krohn-Dehli dinamizaban las transiciones. Ante la falta de los extremos para dar velocidad al juego, los laterales se antojaban esenciales para percutir por fuera, pero sólo Coke se animó más de una vez para incomodar a la zaga de los de Fisher.

Visto que ni se creó ni se organizó, cualquier entrenador hubiera apostado por algún cambio que terminara de dar movilidad al ataque rojiblanco, pero el técnico vasco, empecinado en esa determinada forma de juego, tardó en meter a efectivos que tuviesen perfiles diferentes a lo que ya se tenía sobre el tapete verde y, cuando entraron, ya era demasiado tarde para que pudiesen cambiar la historia.

La pizarra de Fisher

Las pretensiones suizas, en un principio, iban encaminadas a defender en campo propio para obligar a la línea defensiva sevillista a adelantarse bastantes metros (en ocasiones hasta el centro del campo) para crear así contragolpes peligrosos que pusieran en jaque a la retaguardia nervionense con cualquier pase a su espalda o algún centro en busca de la testa de Janko.

Les empezó saliendo a la perfección con ocasiones muy claras como la que tuvo el mencionado ariete austriaco que salió rozando el palo diestro de Soria, pero a medida que fue pasando el tiempo del cronómetro, los andaluces iban ganando protagonismo cerca de la frontal contraria. A esto respondió el director ténico Fisher pasando a jugar con tres centrales, recomponiendo así a su equipo y eximiendo las dificultades que en primer término Emery le había planteado.

El Sevilla deja la eliminatoria vista para sentencia para la vuelta, aunque sigue arrastrando problemas muy graves fuera de casa.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Amistosos - Amistoso

Linares Deportivo
0 - 6
Sevilla FC

Próximo partido

Amistosos - Pretemporada

Sevilla FC

SL Benfica

Letzigrund

21/07/2018 · 18:00h

La Liga TV

Más en Análisis