No pudieron los de Nervión conseguir su primera victoria fuera de casa del presente año. Rival difícil, campo complicado y unos antecedentes históricos en los enfrentamientos anteriores que daban al Sevilla FC como derrotado incluso antes de que empezara a rodar el balón.

Los rojiblancos habían disputado en el Camp Nou un total de 57 partidos, con un balance de 5 victorias, 9 empates, 43 derrotas, 141 goles encajados y tan solo 43 anotados. Todo ello sumado a un Barça que quería igualar al único equipo que había alcanzado las 34 victorias seguidas en Liga, el Madrid de la temporada 88-89, y que se enfrentaba al Sevilla con 100 goles a favor y tan solo 18 en contra en la presente temporada.

El FC Barcelona recibía a una de sus presas favoritas en forma de entrenador, Emery, que, junto a Alcaraz, es el entrenador que más veces ha visitado el estadio catalán sin conseguir llevarse una victoria (8 en total).

Los de Nervión ya consiguieron doblegarlos en el Ramón Sánchez-Pizjuán el pasado 3 de octubre, al vencer con un resultado de 2-1 y romper así su peor racha ante el Barcelona con 12 partidos sin ganar: 3 empates y 9 derrotas. Además, el equipo azulgrana es el equipo de la Liga que más veces ha derrotado al Sevilla con 76 victorias, siendo este el partido número 159 de los hispalenses en Cataluña.

Una gesta digna de recordar era lo que se esperaba del Sevilla en tierras catalanas ante un rival al que no ganaba a domicilio desde el 15 de diciembre de 2002 con un resultado de 0-3 y con un gol de Casquero y dos de Toedtli, siendo Reyes el único superviviente de aquel equipo que ganó por última vez en su campo al Barcelona.

Vitolo comenzó la hazaña ante el asombro de todos al poner en el minuto 20 el 0-1 en el marcador y lograr así su primer gol ante un equipo al que no había conseguido marcar en sus 7 enfrentamientos anteriores. Además, el tanto del canario supuso su cuarto gol de la temporada, siendo el pase de Tremoulinas, que suma así su segunda asistencia.

Los de Emery empezaron marcando como ya hicieran anteriormente en 19 ocasiones en el Camp Nou, aunque al final tan solo ganaron 4 de esos enfrentamientos.

Y así iba a continuar siendo, ya que Lionel Messi afinaba puntería en una falta directa que ponía el 1-1 en el marcador y que significa su gol número 21 de falta directa y el sexto en la presente temporada. Además, el argentino se convierte en el jugador que más veces ha marcado al equipo nervionense, con 20 goles, igualando a Mundo y superando a Cristiano, y que más veces ha marcado a un entrenador en Primera División, con 19 goles a los equipos dirigidos por Emery, al igual que hiciera Zarra con los mismos goles a los equipos de Zamora.

Recién comenzada la segunda parte, Piqué remataba a placer un pase de Luis Suárez, que subiría al luminoso el definitivo 2-1 y que certificaría una nueva derrota de los rojiblancos fuera de casa.

El Sevilla se convertía además en el segundo equipo más goleado por el Barça, con 200 dianas, superados solamente por Athletic de Bilbao con 201. Los jugadores que más han conseguido superar a los guardametas sevillistas son Messi con 13, César con 10 y Kubala con 9.

Se consumió así una nueva derrota para el Sevilla FC que, a pesar de ser uno de los mejores partidos de la temporada como visitante, sigue dejando atrás tres puntos importantísimos a domicilio. No perdían un partido que empezaban ganando desde el 26 de mayo de 2013, con idéntico resultado de 2-1 ante el Osasuna.

Con la mente puesta en la cuarta plaza, los de Emery siguen con esperanzas en su próximo partido en casa, siendo uno de los rivales a domicilio más difíciles de batir.