El polaco Szymon Marciniak fue el encargado de impartir justicia en el Lviv Arena (Ucrania), dónde se midieron el Shakhtar Donetsk y el Sevilla FC en la ida de la semifinal de la Europa League y que concluyó con el resultado de 2-2. El colegiado realizó un arbitraje sobresaliente, digno de un partido de este nivel. Destacamos algunas acciones:

Minuto 60: los jugadores locales protestan un penalti por mano de Rami dentro del área. En la repetición se observa como el disparo termina impactando en el codo del francés, pero el brazo lo tiene pegado al cuerpo y, además, estaba de espaldas. No se pita nada. Acierto.

No hay penalti de Rami
No hay penalti de Rami

Minuto 74: gol anulado a Gameiro por fuera de juego tras centro de Escudero. En la repetición podemos ver como el francés se encuentra adelantado por milímetros, por muy, muy poco, pero el tanto no sube al marcador de forma acertada.

Fuera de juego muy justo de Gameiro
Fuera de juego muy justo de Gameiro

Minuto 80Vitolo cae dentro del área después de recortar a Ferreyra. El colegiado, ayudado por su asistente, acaba indicando la pena máxima. En la imagen se observa como el contacto en el tobillo del canario es claro. Penalti.

Penalti a Vitolo
Penalti a Vitolo

Sin más, un trabajo de matrícula para Szymon Marciniak. La nota final para el polaco es un 9.