Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 1-2 Athletic Club

Dignificar el fútbol

Ayer se dieron cita en el Ramón Sánchez Pizjuán dos estilos de fútbol totalmente contrapuestos que, con sus más y sus menos, hicieron que todos los espectadores de fútbol, sin distinción de colores, disfrutaramos como niños pequeños. En la primera mitad, los sevillistas se llevaron el partido a su terreno sin apenas sufrir, cosa que cambió a raíz del 1-2 en beneficio visitante.

Sin el timón

Tras la baja de Banega por acumulación de tarjetas, el Sevilla se veía obligado a cambiar su plan con la entrada de Iborra actuando como mediapunta. El valenciano jugó muy bien de espaldas aguantando el esférico, pero este estilo sólo se pudo sostener durante la primera mitad y parte de la segunda.

A partir del segundo tanto vasco, los de Emery echaron en falta a alguien que durmiera el partido, entre otras cosas, marcando los tiempos y organizando al equipo de manera algo menos anárquica de lo que realmente fue. De esta forma, el Athletic se creció en los momentos más complicados y casi complica la eliminatoria para los locales.

Con el paso de los minutos y la entrada de Cristóforo, N’zonzi se colocó en la mediapunta para blindar el centro del campo y cerrar todos los pasillos interiores que los norteños habían explotado en la eliminatoria. El matiz definitivo estuvo en que el francés se había desinflado y llegó prácticamente exhausto al tramo final de los 90 minutos.

Sin interiores

Krohn-Dehli llegaba al encuentro con molestias en la rodilla, pero ante la baja mencionada en el apartado anterior, el danés se antojaba esencial en el aspecto de creación y temple. El exceltiña duró lo mismo que una pompa de jabón. No tenía capacidad de atracción y fijación de los rivales en la zona media, y eso perjudicó muchísimo al Sevilla.Konoplyanka no logró mejorar la actuación del interior ayer titular.

A esta ausencia se unió la de Vitolo, aunque este despertó en el momento más clave: el gol. El canario se metía por dentro y salía por fuera en busca de recepcionar el balón en estado óptimo, pero dada la presión visitante no podía conducir diagonalmente como a él tanto le gusta. En el único tanto sevillano en el marcador, la zancada y potencia de este futbolista fue clave a la hora de comandar una contra impecable.

Reaccionar rápido

Una de las claves de la eliminatoria, tanto en suelo andaluz como en el vasco, estuvo en el mero hecho de empatar rápidamente tras gol rival por parte de los nervionenses. Los athleticzales estaban en continua ascendencia táctica a raíz del gol de Aduriz, y el tanto de Gameiro sirvió para frenar, momentáneamente, ese ímpetu que tienen los vascos en su gen competidor.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Copa del Rey - Final

Sevilla FC
0 - 5
FC Barcelona

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 35

Levante UD

Sevilla FC

Estadi Ciutat de València

27/04/2018 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Análisis