Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Sevilla FC 1-1 RC Deportivo

La pompa de jabón

A pesar de alinear tan sólo a tres de los titulares ante el Athletic, Emery logró imponer un equipo competitivo con el que poder ganar al Depor y, de paso, acercarse de lleno al Celta en la lucha particular por la sexta plaza. La primera parte fue controladamente impecable, sin unas fisuras que sí que se abrieron en el segundo acto, con un Depor que, cambiando de esquema, logró que el plan del Sevilla durase lo mismo que una pompa de jabón.

Ganar por arriba

A pesar de tener en el mismo once inicial a Banega e Iborra, el técnico vasco decidió situar de mediapunta al valenciano y al argentino en el doble pivote con libertad de movimientos. Este contexto fue favorable gracias a que, por primera vez en toda la temporada, interiores y segunda línea en general fueron conscientes de que el ariete con el que jugaban era Llorente.

La ingente cantidad de centros laterales fue aprovechada por el exlevantinista para conectar a la perfección con Llorente y, por supuesto, ganar todos los duelos aéreos en el que estos dos nodos estaban implicados.

A esa situación se unía la gran gestión de Banega en lo referente a la organización, al marcar los tempos del partido a su gusto y ser esencial a la hora de dejar a ambas bandas dn superioridad numérica para alimentar al delantero centro titular.

Robar cerca de área contraria

El entrenador sevillista, a sabiendas de las dificultades en salida de balón gallegas, decidió poner las líneas de presión muy adelantadas con el objetivo de tener recuperaciones rápidas y, sobre todo, eficaces.

De esta forma, Iborra y Llorente presionaban en primera instancia para que, con la ayuda de Banega, Reyes y Konoplyanka, el balón terminara en los pies nervionenses. Los de Sánchez del Amo prácticamente veían como sus posesiones quedaban reducidas a pocos pases en campo propio, algo que beneficiaba al Sevilla al ejecutar robos en zonas adelantadas.

Cansancio en el peor momento

Tras la batalla campal del pasado jueves, en la segunda mitad todo cambió. Las piernas rojiblancas comenzaban a pesar y el Deportivo, sin haber hecho nada del otro mundo, mejoraba táctica y mentalmente.

Con la entrada de Cani, los norteños recuperaron la posesión y la fluidez de las transiciones, acción que coincidió con el retroceso de las líneas sevillistas. Con este ambiente, sólo quedaba la opción de seguir buscando a Iborra y Llorente en busca de un segundo tanto de la tranquilidad, pero el director técnico local decidió darles descanso de cara a próximos compromisos.

El equipo se resintió sin esa vía y con la de Banega prácticamente bloqueada por una desidia que le lleva perdiendo algunos meses. Fue ganando metros el Deportivo para, finalmente, marcarle su único tanto al inédito Sergio Rico.

En definitiva, el plan de Emery fue efímero, tan efímero como una pompa de jabón.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

UEFA Champions League - Jornada 3

Spartak Moskva

Sevilla FC

Otkrytie Arena

17/10/2017 · 20:45h

beIN Sports

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 8

Athletic Club
1 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis