Síguenos en

Análisis

Análisis táctico | Real Sporting de Gijón 2-1 Sevilla FC

Sensación de peligro

Tengo la necesidad de distinguir entre peligro y sensación de este, porque muchas veces, por la mera disposición de un equipo sobre el césped y la gestión que tiene del balón, nos abocamos a decir que ese equipo está siendo peligroso cuando realmente no ha tirado entre los tres palos más que su rival.

Ayer al Sevilla le pasó eso, atacó a la perfección según los futbolistas dispuestos desde primera hora, pero su forma de defender (un despropósito) llevó a que pensaramos que el Sporting fue superior. De hecho, hay un dato revelador: el Sevilla tiró 18 veces al arco local por 2 asturianas de los cuales sólo una fue gol, porque la otra la contabilizamos en propia puerta.

Coke por delante de Mariano

Sorprendentemente, el vallecano partió por primera vez por delante del brasileño. La idea de Emery era, dado el gran dinamismo de Halilovic por zonas interiores, que estos pasillos internos que se creaban en el centro del campo fuesen destruidos con la ayuda del lateral actuando como tercer centrocampista defensivo. Esta colocación del exrayista, obligaba al Sevilla a disponerse en un claro 4-4-2 con Iborra y Llorente arriba.

Sobre el papel no era mala idea, pero con el paso de los minutos, a pesar de haber estado atacando bien, por el costado diestro se perdió un efectivo en ataque y, por tanto, una banda al completo.

Ese automatismo implicó que todo el juego ofensivo exterior se viese volcado en la otra banda, acción que posibilitó que el Sporting estuviese mejor replegado en esa zona a sabiendas del peligro que traería. Aun así, Konoplyanka y Escudero formaron un buen binomio, logrando percutir con centros e incluso, en el caso del ucraniano, disparos.

El componente piscológico

Con el resultado a favor, los nervionenses se replegaron en exceso, dando lugar a incorporaciones por la zona exterior de los mejores futbolistas del Sporting y generando pérdidas absurdas que dejaban en inferioridad numérica a los defensores visitantes. Errores de alevines que van acompañados de una gran falta de intensidad que facilita el trabajo a cualquier equipo que se ponga por delante.

Fuera de casa y en este último tramo en general, los de Emery han demostrado una mentalidad muy pobre que se tambalea al más mínimo atisbo de acercamiento contrario. Una debilidad que hace pensar a muchos que el único rival de este Sevilla FC es el propio Sevilla FC.

El ataque ineficaz

Como antes he mencionado, el dato que más relativiza esta derrota andaluza son los 18 disparos al arco de Cuellar que estos tuvieron en sus pies. El plan ofensivo era perfecto pues la misma maniobra de Coke que hemos comentado antes, abría espacios a Llorente. El riojano prácticamente jugó de mediapunta, algo que le vino bien para coger confianza como observamos en el único tanto sevillano.

Esta aparente movilidad y compenetración entre Iborra y Llorente debía de ir acompañada de una dósis de movilidad inyectada por Mariano y Konoplyanka, pero estos no llegaron a tener la capacidad de cambiar el guión del partido. Con la entrada de Banega y N’zonzi se apostó por algo más de fútbol, pero lo único que cambió fue el resultado final. El Sevilla tuvo ocasiones pero careció de gol.

En liga, el Sevilla ha bajado los brazos en el peor momento posible. El temor a que esa falta de competitividad liguera contagie al resto de las competiciones está ahí, porque, ante el Sporting, se olió una clara sensación de peligro.

Manuel López

Estudiante de periodismo – Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 16

Sevilla FC

Levante UD

Ramón Sánchez-Pizjuán

15/12/2017 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Último partido

LaLiga Santander - Jornada 15

Real Madrid
5 - 0
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis