Síguenos en

Artículos de opinión

Opinión | Coke, capitán general

Pocos, por no decir ninguno, tienen mayor poder en el vestuario hispalense que el vallecano. Jorge Andújar Moreno se ha ganado a la afición sevillista gracias a su pundonor, a su sevillismo y a su sonrisa permanente. Cuando aterrizó en Nervión en el verano de 2011, pocos o ninguno podían imaginar que la importancia del lateral madrileño en este equipo iba a llegar a tal punto.

Y es que las cosas para Coke no empezaron del todo bien en el equipo. La presencia de Martín Cáceres le impedía la titularidad salvo momentos puntuales, pero la marcha del uruguayo le dio galones, así como la llegada de Míchel, quien confío en su paisano para el carril derecho en una temporada en la que el vallecano dejó más sombras que luces en su debut en primera división.

Peor incluso le fueron las cosas en la temporada 12/13, cuando la irrupción de Cicinho hizo que su presencia en los onces titulares se viese mermada, pero si hay una palabra que cueste visualizar en el diccionario del vallecano es la rendición. Siguió trabajando, ni una mala palabra, de los primeros en arrimar el hombro dentro del vestuario, y su momento, al igual que en la anterior campaña, iba a llegar con la llegada de Unai Emery y la lesión del lateral brasileño.

Mucho mejor salió la siguiente temporada para los intereses del vallecano, y por consiguiente, para el Sevilla FC. La competencia con Diogo fue brutal durante toda la temporada, pero la moneda salió cara para el madrileño, que desbancó al portugués en todos los partidos importantes. Además, el bueno de Coke, fue importante en las tandas de penaltis de la UEFA, anotando tanto en la tanda de penalti del Benito Villamarín en los Octavos, como en la gran Final de Turín, y es que al vallecano no le tiembla el pulso a la hora de asumir la presión en los momentos difíciles.

El verano de 2014 fue quizá el más movido desde que está en la disciplina nervionense. Una mareante oferta del Olympique de Marsella dirigido por Marcelo Bielsa. Pero Jorge Andújar obvió la subida salarial que le proponían los franceses y prefirió continuar agrandando su palmarés en la que considera su casa. De nuevo su compañero en el lateral derecho iba a ser el portugués Diogo Figueiras, aunque en el tramo final de la temporada, también se iba a sumar a la pugna Aleix Vidal. El madrileño volvió a ser importante tanto dentro como fuera del terreno del juego y se convirtió en uno de los jugadores claves del conjunto sevillista, tirando del carro en los momentos difíciles y siendo uno de los culpables del buen ambiente dentro del vestuario nervionense, así como de la consecución de una nueva Europa League en Varsovia.

En la presente temporada, con un nuevo compañero en el costado derecho, el brasileño Mariano Ferreira, el vallecano alterna su puesto con el lateral de São João, aunque como pasó en las anteriores temporadas, Unai Emery se decanta por el de Vallecas en las citas importantes y el capitán no falla. Sus últimas hazañas, por ejemplo, el gol en la tanda de penaltis ante el Athletic de Bilbao en la que el lateral abrió la tanda para los sevillistas con un gran disparo y este pasado fin de semana con su estreno como goleador en el derbi sevillano, donde el vallecano puso el 2-0 con un auténtico golazo desde fuera del área.

Un jugador de club, que ya se ha ganado el cariño de la afición sevillista y uno de los líderes del vestuario, son los credenciales del único jugador que lleva en la disciplina desde la llegada del técnico Unai Emery. En su 29 cumpleaños y en el momento álgido de su carrera, el vallecano intentará seguir haciendo historia de la mano del Sevilla y poder alzarse con su tercera Europa League consecutiva y también alzar la Copa del Rey al cielo de Madrid el próximo 22 de mayo.

Comentarios
Publicidad

Último partido

Copa del Rey - Final

Sevilla FC
0 - 5
FC Barcelona

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 35

Levante UD

Sevilla FC

Estadi Ciutat de València

27/04/2018 · 21:00h

beIN Sports LaLiga

Más en Artículos de opinión