Síguenos en

Análisis

Análisis | Así juega Wissam Ben Yedder

El nombre de Wissam Ben Yedder ha salido a la palestra sevillista en innumerables ocasiones ya, no siendo ninguna de ellas definitiva hasta esta. El Toulouse era un equipo que no me atraía, pero él y Braithwaite me obligaban a verlo fin de semana sí, fin de semana también. Comportamiento que terminó convirtiéndose en una tradición más en mi

Recuerdo que lo primero que dije cuando vi al tal Ben Yedder fue “fútbol de videojuego”, algo que tuvo sentido días más tarde al enterarme de que él practicaba fútbol sala, llegando a ser internacional con su país en esa categoría. La ilusión de que ese fichaje se cerrara se apagó quizás de manera intermitente hasta el día de hoy.

En todos los ámbitos, la evolución del francés ha sido exponencial debido, sobre todo, a la obligación de coger las riendas de lo que fue un buen equipo francés que últimamente vive en la zona media-baja de la tabla. Cuando lo conocí por primera vez, Wissam era un interior que, alguna que otra vez, hacía las de mediapunta, cosa que ha cambiado en la actualidad hasta tal punto de actuar en esta última temporada de referencia sin muchas ayudas, para conseguir un total de 23 tantos en tres competiciones. La lógica nos invita a preguntarnos en que, si esas cifras fueron posibles en el contexto explicado, por qué no puede igualarlas en España con un equipo que le acompañe más.

De gran manejo con ambas piernas, este ambidextro tiene un gran regate en estático que, gracias a su tren inferior y a su centro de gravedad bajo, le permiten parecerse (salvando las distancias) al Kun Agüero. Estas dos características no hacen otra cosa que potenciar un juego de espaldas que controla a la perfección.

Se adapta maravillosamente a lo que pide el propio Sampaoli para sus arietes: aparte de gol, movilidad con caídas a banda para generar espacios a la segunda línea y crear superioridad numérica en esas zonas.

Sobre el papel, a muchos le parecerá que este gabacho se parece bastante a Gameiro, pero lo cierto es que la esencial diferencia entre ambos se encuentra en su comportamiento con el esférico. El ex del PSG es un delantero de continua explosión, tenga o no el balón en los pies, algo totalmente antitético a lo propuesto por el nuevo fichaje sevillista con mucha velocidad sin balón y pausa con él.

Junto a Vietto, gran recambio sevillista tras la marcha de un goleador francés al Atlético de Madrid al que también mejora el jugador que analizamos en el entendimiento del juego entre líneas. Un jugón más para un equipo de jugones que, en conjunto, apostarán por un fútbol de videojuego.

Manuel López

Estudiante de periodismo - Bueno para debatir, nunca discutir.

Comentarios
Publicidad

Próximo partido

LaLiga Santander - Jornada 9

Valencia CF

Sevilla FC

Mestalla

21/10/2017 · 18:30h

beIN Sports LaLiga

Último partido

UEFA Champions League - Jornada 3

Spartak Moskva
5 - 1
Sevilla FC

Nervioneo en la Radio

Más en Análisis